QUÉ SE DICE

CLAUDIO ACOSTA
c.acosta@hoy.com.do
La agenda de Melanio.-  Contrario a  sus compañeros de gabinete, a los que sobra tiempo hasta para dedicarse a tareas tan ajenas a sus naturales funciones como  promover la reelección del presidente Fernández, al secretario de Industria y Comercio Melanio Paredes  se le ve completamente desbordado por un agenda de trabajo sobre cargada y conflictiva, 

pues no solo tiene que bregar  con el lío desatado por el subsidio al gasoil, que mantiene en pie de guerra a Juan Hubieres y sus tropas de Fenatrano así como a la beligerante Asociación Nacional de Detallistas de Gasolina (ANADEGAS), sino también con los fabricantes de materiales de construcción y las alzas que se han producido en ese sector en las últimas semanas, al igual que los industriales de la harina, que han vuelto a subir el pan de agua de tres a cinco pesos alegando que el subsidio que reciben de parte del gobierno resulta insuficiente tras las nuevas alzas experimentadas en los mercados internacionales por la materia prima  que utilizan. Confiemos en que el secretario de Industria y Comercio podrá atender, de manera satisfactoria, todos esos cartones juntos, sin que el esfuerzo y el estrés lo coloquen al borde de un ataque de nervios.

”Perredeoso”.-  Como era de esperarse las críticas de Fray Arístides Jiménez Richardson, coordinador general de la Pastoral Penitenciaria, al Plan de Seguridad Democrática, que calificó como un rotundo fracaso, han lastimado algunas susceptibilidades oficiales, que lo acusan de coincidir con esas críticas con el candidato presidencial del PRD, el ingeniero Miguel Vargas Maldonado, un crimen imperdonable desde la óptica oficialista, aún se trate de alguien que lleve sotana, posea una impecable hoja de servicios  al país y se encuentre en pleno disfrute de su derecho a criticar las políticas públicas del gobierno como es el caso del religioso, cuyo único pecado parece ser la incontinencia verbal de la que hizo galas en el momento más inoportuno.