QUÉ SE DICE

CLAUDIO ACOSTA
c.acosta@hoy.com.do
EL FRENTE MEDICO.-  La llegada del doctor Waldo Ariel Suero a la dirigencia del Colegio Médico Dominicano no ha tardado en constituirse en un molesto dolor de cabeza para las autoridades sanitarias, pero más que nada para el gobierno, pues el presidente del CMD no parece dispuesto a limitar su agenda de lucha a lo meramente reivindicativo,  sabiendo como sabe que al fin y al cabo las odiosas huelgas médicas no son un buen recurso para convencer a los gobiernos de avenirse a complacer las demandas del sector, pues mas que nada son una auténtica maldición para los infelices que acuden a nuestros hospitales públicos en procura de alivio a sus dolencias.

Ahí es donde encajan las denuncias del doctor Suero y compartes de que en el cobro de las cuotas de recuperación de los hospitales está operando una mafia que exige por trasmano pagos adicionales para tener acceso a unidades especializadas, como es el caso de los cuidados intensivos que requieren algunos pacientes, o de que para conseguir dónde hacer la pasantía de ley, imprescindible para la obtención del exequátur que les permitirá ejercer legalmente la profesión que estudiaron con tantos esfuerzos y sacrificios, los médicos deben agenciarse una carta del PLD. Se trata de denuncias muy graves, a las que no es posible sacarle el cuerpo  con la excusa de moda de que se trata de infundios alentados por el PRD,el  PPH o cualquier otro demonio parecido, independientemente de cualquier reclamo que hagan los médicos a través de su combativo gremio o de la decisión del gobierno de complacerlos o simplemente ignorarlos. Así parece haberlo comprendido el doctor Bautista Rojas Gómez, quien luego de su reunión de ayer con el presidente del CMD anunció la eliminación gradual de la cuota de recuperación, aunque hay quien piensa que simplemente se trató de una línea bajada desde el Palacio Nacional, donde existe preocupación por las implicaciones  de abrirse un nuevo espacio   de confrontaciónen el momento más inoportuno.