QUÉ SE DICE

CLAUDIO ACOSTA
c.acosta@hoy.com.do
CIUDAD COLONIAL-.  Ya era hora de que el ayuntamiento del Distrito Nacional   decidiera ponerse las pilas y acabar con el caos que se produce en la Ciudad Colonial, el principal atractivo turístico de la Ciudad Primada, a causa del mal uso  que hacen propietarios de vehículos de sus angostas calles y aceras, lo que según el síndico Roberto Salcedo obedece más a razones económicas o simple vagancia  que a la falta de parqueos, tanto públicos como privados, disponibles en la zona.

A partir de la próxima semana todo el que se estacione en un lugar prohibido, que será previamente señalizado por el cabildo capitaleño, deberá pagar  las multas que le impondrá la Autoridad Metropolitana del Transporte (AMET) o, en el peor de los casos, el costo de la grúa y las infinitas molestias  por las que deberá pasar para recuperar su vehículo si es que, para su desgracia, se lo llevan para el Canódromo. A pesar de su belleza y extraordinario valor histórico y cultural,   la Zona Colonial sigue siendo, turísticamente hablando, un recurso sub explotado, por razones de tanto peso  como la falta de una adecuada iluminación, la poca seguridad que ofrecen sus plazas y calles, pero también a causa de los infernales taponamientos que se producen en la zona. Poner orden en sus calles   y a la circulación vehicular constituye apenas el primer paso de todo lo que falta por hacer para convertir nuestro viejo casco histórico en un verdadero atractivo para criollos y extranjeros, como ya han hecho con gran éxito los santiagueros, pero lo importante es dar ese primer e importante paso y confiar en que  Salcedo podrá llevar ese esfuerzo mucho más allá .

UNA PREGUNTA PERTINENTE.- ¿No se considera usted, como genuino representante de la sufrida, golpeada y empobrecida clase media, tan merecedor de algún tipo de subsidio de parte del gobierno como el que reciben los señores transportistas, mejor conocidos como los Dueños del País?