Qué se dice

Mala costumbre.- El Sistema Nacional de Atención de Emergencias y Seguridad 9.1.1, previsto para entrar en servicio el próximo 30 de mayo, parece marchar viento en popa, y por lo que se ve solo falta ajustar algunos detalles. Uno de esos detalles, que será decisivo para ir construyendo una “cultura” del uso del 9.1.1, es el inicio de una campaña de concienciación para que la población abra paso a los vehículos de socorro. Ojalá que los diseñadores de esa campaña, que se presume estará “en el aire” en los próximos días, hayan tomado en cuenta la mala costumbre de muchos conductores que se dedican a perseguir a las ambulancias cuando, en medio de una emergencia, se van abriendo paso con sus sirenas, para llegar con más rapidez a sus destinos. Es un comportamiento reprochable y oportunistas que hasta ahora, en el país de los chivos sin ley, no ha recibido la sanción que merece, y hasta es celebrado –e imitado– como si se tratara de un chiste. Con la entrada en vigencia del 9 1.1., cuando se harán más frecuentes en las calles los vehículos de socorro, esa mala costumbre podría también multiplicarse y resultar en extremo peligrosa.

Bancas .– Como era de esperarse las bancas de lotería se oponen a la decisión del Ministerio de Hacienda de eliminar la celebración de varios sorteos diarios, como una respuesta, muy tímida por cierto, a la alarmante proliferación de los juegos de azar en el país. Se entiende que esos señores defiendan a capa y espada la celebración de 48 sorteos semanales, como estaba ocurriendo hasta que se produjo el “recorte”, pero es la obligación del Gobierno proteger a los ciudadanos, sobre todo a los más pobres y vulnerables, de su codicia. Ahora solo queda esperar que Hacienda resista las presiones y pases de factura de un sector que se ha convertido en un importante contribuyente a las campañas de nuestros políticos, sobre todo de los que hoy están en el poder.