Qué se dice

Claudio Acosta

Operativos.- ¿Por cuánto tiempo? La pregunta fue mi primera reacción al enterarme de que la Policía, en un operativo encabezado por el jefe de la institución, el mayor general Manuel Castro Castillo, y la fiscal del Distrito Nacional Yeni Berenice Reynoso, cerró el pasado viernes en la noche 16 establecimientos de expendio de bebidas alcohólicas que operaban en los alrededores de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), la Universidad Tecnológica de Santiago (Utesa) y la Universidad Iberoamericana (Unibe). Y si mi primera reacción a una noticia definitivamente positiva fue una expresión de escepticismo y desconfianza no se culpe a este servidor, pues aquí todos sabemos, por amarga experiencia, que la falta de rigor y consistencia en sus acciones es la principal debilidad de las autoridades responsables de hacer cumplir nuestras leyes. Sin dejar de señalar, tampoco, que lo lógico es que los propietarios de los negocios cerrados, a los que –hasta el operativo del pasaso viernes– se les permitió instalarse y operar sin ningún tipo de objeción o prohibición de carácter legal, traten de reabrirlos o recurran a la justicia en un esfuerzo por preservar sus inversiones e intereses. Pero aplaudamos, mientras tanto, ese operativo, definitivamente positivo, de la Policía y la Fiscalía del Distrito Nacional, esperando que no sea ni el primero ni el último, pues la proliferación de negocios de venta de bebidas alcohólicas en los alrededores no solo de universidades sino también de escuelas, hospitales y hasta de iglesias es un problema de tales dimensiones que harán falta muchos operativos, y que los negocios (perdónenme la majadería de insistir en lo mismo) que sean cerrados permanezcan cerrados, para volver a poner las cosas en el lugar que les corresponde.