Qué Se Dice. El fin justifica los medios

Tiene toda la razón el expresidente de la Cámara de Diputados, Rubén Maldonado, cuando afirma que una modificación de la Constitución de la República para imponer otra repostulación del presidente Danilo Medina solo se podría lograr sobre la base del chantaje, el soborno y el dinero que compra las conciencias puestas a la venta del mejor postor. También es cierto, aunque no lo haya dicho el legislador leonelista, que eso es lo que menos importa y preocupa a quienes promueven una segunda reelección consecutiva del mandatario, pues si han llegado tan lejos en sus tratativas y maquinaciones es porque cualquier medio es bueno, válido y necesario para alcanzar ese supremo objetivo. Tampoco importan las consecuencias, el daño que se provoca con esos tejemanejes a la Constitución, a la democracia y al sistema de partidos, pues el deseo de seguir pegados de las pródigas tetas del Presupuesto Nacional achica sus horizontes hasta lo inmediato, donde se satisfacen las ambiciones y otros instintos básicos como el ansia de riqueza y poder que consume el alma de tantos peledeístas. Por eso a nadie sorprende o espanta que el Congreso Nacional se haya convertido en un mercado persa donde todo se compra y se vende, ni que Tony Peña Guaba, secretario general del PRD, se atreva a decir públicamente, como quien tiene conocimiento de causa, que en la actualidad hay entre diez y doce diputados del PRM comprometidos con una nueva reforma constitucional que viabilice otra repostulación del presidente Medina, confirmando los reiterados pronósticos del principal marchante de la reelección en el Congreso Nacional, el diputado peledeísta Elpidio Báez. Lo que trato de decirles desde el principio, utilizando de pretexto las declaraciones del expresidente de la Cámara de Diputados Rubén Maldonado, es que para los reeleccionistas, los de antes y los de ahora, el fin siempre justifica los medios. Aunque después entre el mar.