Qué se dice

http://hoy.com.do/image/article/477/460x390/0/139CE3AC-CE92-4549-A129-84B6E0D99630.jpeg

Apenas empieza.-    El doctor Alejandro Moscoso Segarra, fiscal del Distrito Nacional, parece estar consciente de que con el envío a Najayo de los  implicados en la mafia que se dedicaba a falsificar títulos de  propiedad utilizando como centro de operaciones nada mas y nada menos que a la Suprema Corte de Justicia ese caso apenas empieza, pues son muchas las ramificaciones de esa red, que llevaba varios años operando y logró estafar a varias personas con sumas millonarias, pendientes todavía de desenmarañar. El doctor Jorge Subero Isa, por ejemplo, tiene mucho que aportar a esas indagatorias, pues  según sus  propias declaraciones otras entidades públicas están  implicadas en la operación.  Esperemos que las informaciones  de que dice disponer el presidente de nuestro más alto tribunal de justicia puedan  ser de utilidad a las investigaciones que realiza el Ministerio Público, en sus esfuerzos por atar todos los cabos que permitan sacar de circulación a una red mafiosa  cuyas actividades son en gran parte responsables del estado de inseguridad jurídica que reina alrededor de los títulos de propiedad en este país.

Espectáculo deprimente.-  Desde unos años acá, y a propósito de la  aplicación en el país de la ley de Seguridad Social, el Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS) y toda su red hospitalaria han devenido en  una especie de muerto viviente, languideciendo de manera lastimosa mientras se hunde  en un limbo institucional al que nadie parece dispuesto a poner fin. El deprimente espectáculo que ofrecen médicos, enfermeras y demás personal de salud del IDSS, en huelga desde hace cuatro días en demanda del pago de la regalía pascual, es consecuencia lógica de la irresponsable política de abandonar a su suerte  a  esa red sanitaria y su personal, que  ahora depende  de la generosidad del Príncipe para juntarse con el salario número 13 por el que han provocado tanto alboroto.