Qué se dice

http://hoy.com.do/image/article/484/460x390/0/F5295729-474F-4CE1-8E3E-8F7801879E3D.jpeg

El cuento de nunca acabar.-Si el cuento les resulta familiar, es porque  lo han oído contar otras  veces. Según Reynaldo Pared Pérez, presidente  del Senado y secretario general del PLD, ya no queda tiempo para aprobar, antes de las elecciones de mayo próximo, la Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas  como  exige el PRD, que  alega que esa aprobación es parte  de los  acuerdos  entre el presidente Leonel Fernández y el ingeniero Miguel Vargas Maldonado, recordándole de paso a  los perredeístas que fueron mayoría  en el Congreso Nacional en el período 1996-2000 y no sancionaron la pieza que ahore quieren que se apruebe con tanto apuro y urgencia. ¿Que por qué no la aprobaron entonces? Porque en aquella ocasión  los perredeístas, en pleno disfrute de las dulces mieles del poder, no estaban interesados, porque no les convenía, en  someterse a los controles  que establece esa ley al uso de  los recursos públicos, como no les conviene ahora a los peledeístas, que no van a ponerse una camisa de fuerza faltando apenas meses para los comicios y habiendo tanto dinero que gastar. Mas de diez años llevamos siendo testigos de ese tirijala tan parecido al cuento de nunca acabar, mientras la democracia dominicana va pareciéndose cada vez mas a un gran mercado donde impera la ley de la oferta y la demanda.

Cielos abiertos-  No es por buscarle la quinta pata al gato o que nos estemos volviendo paranoicos, pero así como ya hubo intentos de aprovechar el relajamiento de los  controles migratorios en la frontera para tratar de introducir, de manera ilegal, armas, drogas y personas, bien puede ocurrir que el narcotráfico que nunca duerme quiera  beneficiarse de la política de “cielos abiertos” que acaba de anunciar el Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC), en un esfuerzo por facilitar la llegada de aeronaves cargadas de ayuda para el vecino país. Abramos bien los ojos, para que no nos metan gato por liebre.