QUE SE DICE
Buen average

No será un récord pero sí un buen average, del que no podrán quejarse los abanderados, cada día más numerosos, de la mano dura en la lucha contra la delincuencia que nos tiene de vuelta y media: ocho supuestos delincuentes muertos en tan solo 24 horas, cuatro en Santo Domingo, dos en Santiago y dos en San Cristóbal, a manos de patrullas de la Policía Nacional. Nada distinto, en realidad, a lo que ya ocurrió durante la jefatura del general Pedro de Jesús Candelier, método -el de los intercambios de disparos- que no tardó en hacer suyo el general Jaime Marte Martínez cuando el acoso de los delincuentes, más las críticas de los medios de comunicación exigiendo acciomes más contundentes para combatirlos, lo obligaron a dejar a un lado sus prédicas civilistas. El mayor general Manuel de Jesús Pérez Sánchez, con toda y su fama de hombre correcto y respetuoso de los derechos humanos, ha tenido que caer en lo mismo, pues las precariedades y limitaciones conque trabaja la Policía no han cambiado mucho en los últimos años, algo insólito si se contrasta con el crecimiento vertiginoso de la criminalidad. Se trata, ahí están las estadísticas de los caídos en intercambios de disparos en la actual jefatura policial para confirmarlo, de más de lo mismo, solo que un poquito peor. Así que no se quejen tanto; la paloma no es tan blanca (ni tan mansa) como a simple vista parece.

—–

Dominicanadas

No hay que ser brujo, conociéndonos como nos conocemos, para adivinar lo que ocurrirá el próximo 3 de agosto, cuando vence el plazo concedido a los propietarios de vehículos de motor para renovar sus matrículas, sobre todo después de conocer, a través de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), que al día de ayer faltaban por sacar el nuevo documento 350,000 vehículos. Estamos hablando, por si no se han dado cuenta todavía, del viejo hábito criollo de dejarlo todo para última hora, para el último momento, para luego invocar la flexibilidad de las autoridades -los célebres plazos-, el chance que nos permita seguir siendo lo que somos; un país a medio camino de todo, a punto de llegar a ninguna parte, eso que ahora llaman -con tanta fanfarria- “Estado fallido”. Esta vez, sin embargo, no solo no habrá plazos sino que AMET ha prometido, con toda la intención de cumplir a rajatabla la promesa, incautar los vehículos que circulen sin el marbete, con lo que se puede anticipar, conociéndonos como nos conocemos, que sus agentes no darán abasto el día -no muy lejano- que cientos de despistados conductores descubran demasiado tarde que ha vencido el plazo para renovar sus matrículas. ¿Cuándo dejaremos de ser tan predecibles?

—–

Desaparecido

Ojalá que al momento de usted tropezarse con estas líneas hayamos tenido noticias, preferiblemente buenas, del paradero del taxista de Santiago -Víctor Garrido, de 47 años- reportado como desaparecido por sus familiares, luego de que el vehículo en que trabajaba fuera encontrado abandonado, sin rastros de su propietario. Su familia, que lo ha buscado en hospitales, clínicas, destacamentos policiales y residencias de amigos, teme lo peor, pues ser taxista en Santiago se ha convertido en una profesión muy peligrosa, en presa fácil de una delincuencia cruel y desalmada, que no se sacia ni con la sangre de sus víctimas. Ojalá, repetimos, que no estemos ante otro crimen mas, de los tantos que se han cometido contra taxistas en la llamada Ciudad Corazón (van cerca de veinte en lo que va de año), sin que ninguna autoridad “competente” pueda dar garantías de que van a detenerse.