Qué Se Dice. La cantaleta de Elpidio

Claudio Acosta

Si al diputado danilista Elpidio Báez, principal promotor de la reelección en la Cámara Baja, le descontaran de su salario las veces que en público y en privado ha dicho que el proyecto de reforma de la Constitución será sometido al Congreso Nacional sin que, finalmente, eso se materialice, se quedaría prácticamente sin cobrar los tres últimos meses. Pero como no es así, y al legislador no le preocupa ni le importa que sus anuncios y pronósticos se caigan una y otra vez de manera sistemática, ayer volvió a la carga asegurando que será el próximo martes cuando será sometido, vía el Senado de la República. El diputado danilista explicó en una entrevista radial que el proyecto no se sometió esta semana, como había anunciado, debido a las manifestaciones y protestas que se produjeron frente al Congreso, la mas grande de todas encabezada por el presidente del PLD, el doctor Leonel Fernández, quien se hizo acompañar de una multitud que aguantó a pie firme un copioso aguacero. “Se consideró que era un acto indelicado y peligroso que teniendo una multitud frente al Congreso, el Senado iniciara la reforma”, argumentó. Y qué bueno que lo hizo, porque así confirma lo que muchos sospechaban: que esas manifestaciones y protestas, que el propio gobierno ha contribuído a exacerbar con la militarización del principal poder del Estado, han sido un factor, sin restarle “méritos” a la llamada de advertencia de Mike Pompeo, para evitar que los reeleccionistas cometan otro “estupro” contra la Constitución. Claro está, Elpidio Báez no tiene derecho a exigir que le creamos que en esta ocasión sí es verdad que por ahí viene el lobo a comernos a todos, pero por si acaso, y en virtud de que en el Palacio Nacional consideran “delicado y peligroso” someter la reforma con una multitud protestando frente al Congreso, parece claro hacia dónde conducen todos los caminos el próximo martes si se quiere evitar que esa reforma se someta.