Qué se dice
De fuera vendrán

Tenía que venir un técnico petrolero extranjero a decirnos, nada menos que desde el Palacio Nacional, lo que hace tiempo sabemos pero que, como el ciego aquel, nos negamos a ver: hay que ahorrar combustibles, y la única manera de hacerlo es poniendo en práctica medidas de austeridad, como por ejemplo la reducción del uso del automóvil y el aire acondicionado. Lo que Peter Sinclair tal vez no sepa es que hace unos cuantos meses el gobierno anunció, con bombos y platillos, una serie de medidas destinadas al ahorro de combustibles, entre ellas la restricción del horario de ventas a la población y la prohibición de circular los fines de semana a los vehículos oficiales, pero esas medidas se diluyeron al primer pretexto, al igual que la que dispuso la circulación alternada de los vehículos del concho. El petróleo, como es de público conocimiento, no ha parado de subir, escalando incluso nuevos topes históricos esta misma semana, por lo que hoy mas que nunca es necesaria una política de ahorro de combustibles que respete todo el mundo, empezando por el gobierno, que ojalá despierte a la realidad tras el llamado de atención de su distinguido invitado y desde su propia casa.

 

Nubarrones sobre el PRD

  La escogencia, en fecha tan temprana, del candidato presidencial, puede convertirse en la manzana de la discordia que precipite a un nuevo cisma al PRD, que ayer ratificó, con el voto unánime del Comité Ejecutivo Nacional, la celebración de la convención que escogerá el candidato presidencial el próximo 12 de noviembre, pero con la ausencia de dirigentes tan emblemáticos como Milagros Ortiz Bosch, Virgilio Bello Rosa, Fello Suberví y José Rafael Abinader, entre otros, que no encontraron otra forma de oponerse a lo que consideran una elección prematura. Los ahora llamados “rebeldes” dicen estar conscientes de que su posición podría desatar una nueva crisis divisionista en el PRD, un riesgo que están dispuestos a correr para preservar la institucionalidad de la organización, en tanto un envalentonado Ramón Alburquerque proclama que llegó la hora de “meter en cintura” a los que no respetan las reglas. ¿Volverá a repetir el PRD los errores del pasado? Es pronto para decirlo, pero en lo que el hacha va y viene en el PLD se frotan las manos de contento con la nueva guerra fratricida que asoma en el horizonte perredeísta.

 

Disciplina

  Dice Orlando Jorge Mera, secretario general del PRD, que su partido someterá a juicio disciplinario a los diputados que desafiaron las directrices de la organización votando en favor de la ratificación del préstamo de 132.4 millones de dólares destinado al equipamiento y modernización de la Policía Nacional, seriamente cuestionado por la supuesta sobrevaluación de muchos de esos equipos, incluídos vehículos. Jorge Mera consideró reprochable que los diputados aprobaran un préstamo lesivo al interés nacional, lo que obligará a la dirección del partido a rescatar la disciplina que han echado a rodar por el suelo, de tan mala manera, sus legisladores, que probablemente actuaron atendiendo a su propio criterio (habrá quien hable de intereses) o amparados en su condición de “agentes libres” como hace un tiempo los llamó, con su característica rispidez, el licenciado Hatuey Decamps.