Qué Se Dice: El PLD recapacita

Qué Se Dice: El PLD recapacita

Parece sensata, y sobre todo políticamente apropiada, la decisión del PLD de no recurrir en casación, como ya había anunciado, la sentencia del Tribunal Superior Administrativo que anuló la resolución de la JCE que determinó que solo el PRM y el partido morado alcanzaron los votos suficientes para recibir el 80% de los recursos públicos que se asignan a los partidos, aunque reiteró que con su sentencia el tribunal violó de manera flagrante el principio de legalidad.

A través de su Secretaría de Asuntos Judiciales la organización explicó que luego “de una profunda reflexión” decidió no recurrir la decisión para contribuir al fortalecimiento del sistema de partidos, ya que al acatar la sentencia el órgano electoral aplicó el principio de favorabilidad, no solo en beneficio de la Fuerza del Pueblo, que interpuso el recurso, sino de todos los partidos, lo que de carambola sacó de la tumba a su aliado el PRD.

Puesto de esa manera suena bonito y parece un acto de nobleza impropio de la selva política dominicana, pero la realidad monda y lironda es que en las actuales circunstancias hay lujos que el PLD y su dirigencia no pueden darse, y uno de ellos es abrir nuevos frentes y espacios de confrontación.

Los procesos que enviaron a la cárcel a varios de sus miembros obligan a posponer el pleito casao con el expresidente Leonel Fernández, y la razón es de simple supervivencia: hay que poner las barbas en remojo y prepararse para la embestida judicial, que apenas comienza si le creemos a la Procuradora Miriam Germán cuando afirma que su equipo trabaja sin descanso en la judicialización de más de 400 expedientes de corrupción.

Y si usamos de referencia el average registrado hasta ahora por el Ministerio Público con los casos en curso, hay razones para pensar que el miedo a caer presos le está robando el sueño a mucha gente en el PLD, sobre todo a los que tienen una cola tan larga que no encuentran la manera de esconderla o disimularla.