QUÉ SE DICE
La fiesta de las garrapatas 

CLAUDIO ACOSTA
c.acosta@hoy.com.do
Nada como nuestras campañas electorales, su desaforado muestrario de exceso s y derroches, para recordarnos el gran negocio que representa para nuestra clase política la llamada fiesta de la democracia. Y no hablamos de los partidos mayoritarios, esos que por la cantidad de votos que reciben en los procesos electorales reciben la más grande y jugosa tajada del pastel, sino de aquellos que, a pesar de su pequeñez y la absoluta irrelevancia de sus “líderes”, terminan siendo los grandes beneficiarios de la parranda.

El doctor César Feliz Feliz, miembro titular de la Cámara Administrativa de la JCE, se quejó de esa situación durante su participación  en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, sobre todo de la gran cantidad de organizaciones políticas minoritarias  que nunca acuden de forma independiente a los comicios sino apoyando a los candidatos de los grandes partidos, de forma tal  que no les cuenten los votos y pierdan  su reconocimiento legal, al igual que   las garrapatas en su afán por sobrevivir.

Esa situación solo se corregirá, dice el funcionario, con una modificación  a la Ley Electoral o la creación de una Ley de Partidos que se ocupe de regular  ese aspecto, como lo sería obligar a esas organizaciones a  concurrir con candidatos propios cada cierta cantidad de procesos electorales. Mientras tanto, ¡que siga la fiesta!

Cambio de estrategia.- No hay dudas de que el gobierno ha querido echarle una baina –para decirlo de forma que todo el mundo entienda– al presidente del Colegio Médico Dominicano permitiendo a las  médicas no solo marchar, sin ningún contratiempo, hasta el Palacio Nacional, sino también abriéndole sus puertas  para recibir de sus manos el pliego  de sus demandas, algo que  ha resultado poco menos que imposible para el doctor Waldo Ariel Suero a pesar de sus bravatas y amenazas de radicalizar la lucha del gremio. Al doctor Alberto Fiallo,  asesor médico del Poder Ejecutivo, le tocó recibir a las  comisionadas. “Las posibilidades de  encontrar un punto de avenencia con este grupo son excelentes”, se escuchó declarar, optimista,   al funcionario luego del encuentro. Parece que el CMD tendrá que cambiar de estrategia o de negociadores.