QUE SE DICE
Contra el ruido

Se ha perdido ya la cuenta, sin duda por la inutilidad de tener al día semejante estadística, de las veces que la Policía Nacional ha anunciado operativos contra el ruido que se produce en discotecas, colmadones, casas de familia y hasta en la vía pública, sin que eso haya afectado en nada la poco envidiable reputación que tiene Santo Domingo de ser una de las ciudades más ruidosas del mundo. La institución del orden inició ayer, con los respectivos bombos y platillos, otro operativo mas para reducir y controlar los ruidos innecesarios, a fin de garantizar -según explica el vocero policial- la tranquilidad a la que tiene derecho la ciudadana. Ojalá que esta vez las cosas se hagan como manda el buen sentido, empezando por convertir esas esporádicas y circunstanciales batidas contra el ruido en vigilancia permanente, sistemática, pues no hay otra manera de mantener en niveles razonables los decibeles de un pueblo tan bulloso y bochinchero como el dominicano.

Logros educativos

Doña Alejandrina Germán, secretaria de Educación, es reconocida -y no desde ahora- por su extraordinaria capacidad de trabajo, probablemente su principal activo para acometer con éxito los muchos planes que tiene en carpeta en beneficio de la educación dominicana. Doña Alejandrina no necesita, entonces, aprovecharse de los éxitos ajenos o sobredimensionar los propios para que se le juzgue como una buena funcionaria pública, algo que no parecen entender algunos de sus colaboradores, que se han creído en la obligación de presentar a la opinión pública los “grandes logros” de esa cartera transcurridos apenas cien días de gestión peledeísta. ¿Pueden las actuales autoridades educativas, que asumieron -oportuno es recordarlo- el 17 de agosto, ufanarse de la “planificación exitosa” del año escolar que se inició el pasado siete de septiembre? Nadie con dos dedos de frente esperaría que un gobierno, en apenas tres meses, esté en capacidad de exhibir grandes realizaciones, por lo que no hace falta exagerar, ni recurrir a hiperbólicos adjetivos, para resaltar lo poco que materialmente puede hacerse en un tiempo tan corto.

Los voceros

Esta vez ha sido el licenciado Vicente Sánchez Baret, presidente del Partido Revolucionario Dominicano, quien ha dado algunas “orejas”, como suelen decir los amantes de los juegos de azar, sobre el contenido de la consulta hecha a las bases perredeístas, pero ya antes fueron Ivelisse Prats de Pérez y Milagros Ortiz Bosch quienes sirvieron de voceros de la militancia, en lo que se dan a conocer, oficialmente, esos resultados. El incomprensible mamoneo para decir qué fue lo que dijeron las bases, como es lógico suponer, se ha prestado para que mucha gente, con la imaginación muy viva, empiece a tejer hipótesis y especulaciones intentando explicar un silencio que ya dura demasiado, como aquellos que sostienen que este es el momento menos propicio para revelar que la militancia perredeísta, resentida y derrotada, está dispuesta a sacarle la alfombra de los pies a una dirigencia que entiende responsable de su desgracia.