QUÉ SE DICE
Ojo con el Metro

CLAUDIO ACOSTA
c.acosta@hoy.com.do 
Desde que se inició la construcción del Metro muchos ciudadanos  nos hemos estado preguntando, más allá de las razones o sinrazones del presidente  Fernández para embarcarse  en una obra de esa  envergadura, de qué manera o qué tipo de vigilancia se pondrá para evitar que sus instalaciones sean víctimas de los ladrones de metales, que hasta el momento han demostrado que ninguna autoridad puede con ellos, y si no que le pregunten a la distribuidora eléctrica Ede Este, que ha gastado una millonada iluminando la autopista Las Américas  solo para que los ladrones, tan pronto las autoridades dan la espalda, carguen con los cables y las luminarias para volver a dejarla tan oscura como boca de lobo.

Esa preocupación ha cobrado alarmante actualidad tras conocerse la versión de  que los vándalos que provocaron graves destrozos  en los alrededores de la UASD dizque en respaldo de la huelga celebrada ayer usaron como proyectiles  tuercas utilizadas en los rieles del Metro. ¿Cómo llegaron esas tuercas a manos de ese tigueraje insurrecto? Eso es lo que tienen que averiguar, y con urgencia, los organismos de seguridad del Estado, y lo que debería tener muy preocupado al ingeniero Diandino Peña, pues si esa versión se corresponde con la verdad estamos ante una situación que compromete seriamente la seguridad de la obra y de quienes eventualmente la utilicen. ¡Mucho cuidado con eso!

Tanto por tan poco.-  Los bomberos de San Francisco de Macorís ganaron finalmente su batalla, tras casi dos semanas de huelga, forcejeos y negociaciones que pusieron al desnudo sus miserias y necesidades, las insólitas precariedades con que tienen que lidiar para cumplir con la  responsabilidad que se ha puesto sobre sus hombros, y fundamentalmente el escuálido salario que reciben como pago por un trabajo en el que se juegan la vida. Luego de una reunión entre el jefe del Cuerpo de Bomberos, el senador de la provincia, la gobernadora  y un conocido empresario local se acordó llevar  de RD$2,900 a RD$5,200 el salario mínimo de un bombero a partir del próximo mes de junio, con el compromiso de que en agosto ese mínimo será llevado hasta los RD$7,700. ¿Tanto alboroto por tan poca cosa? ¡Pobres bomberos!