¿Qué se sabe del asesinato de la hija de un aliado de Putin?

¿Qué se sabe del asesinato de la hija de un aliado de Putin?

Darya Dugina (Fuente externa)

Darya Dugina, hija del filósofo ruso Alexander Dugin, quien es aliado del presidente Vladimir Putin, falleció después de que su automóvil explotara la noche del sábado cerca de Moscú mientras conducía hacia su casa, según el Comité de Investigación de Rusia.

Los investigadores dicen que un artefacto explosivo colocado debajo del automóvil estalló y el vehículo se incendió. Los explosivos fueron instalados en el auto de Dugin, quien a último minuto cambió de vehículo con su hija, después de asistir a un evento a las afueras de Moscú.

El presunto atentado presumiblemente tenía como objetivo a su padre, informaron autoridades rusas.

Dugin y su hija eran invitados de honor de un festival en la finca Zakharovo, donde el filósofo dio una conferencia.

Dugina murió en el lugar, cerca del pueblo de Bolshiye Vyazemy.

Lee más: Asesinato de hija aliado de Putin provoca ira

El auto estalló cerca del pueblo de Bolshiye Vyazemy.
Especulaciones

La muerte de Dugina provocó una ola de especulaciones en Rusia sobre los antecedentes y consecuencias de este crimen, informó el servicio ruso de la BBC.

Ilya Ponomarev, una exparlamentaria rusa, dijo el domingo que grupos internos que se oponen a Putin estaban detrás del asesinato.

Por otro lado, los opositores del pensamiento de Dugin insinúan la participación de los servicios especiales rusos, aunque tampoco han ofrecido alguna prueba.

La primera pregunta que plantearon los analistas rusos tras la explosión del auto de Dugina fue si su padre era el objetivo.

Incidentes como este pondrán nerviosos a los funcionarios de Moscú, especialmente después de una serie de explosiones y ataques en la península de Crimea -que se anexó Rusia en 2014- y en las regiones rusas cercanas a la frontera con Ucrania.

La propaganda del Kremlin enfatiza constantemente cómo Vladimir Putin trajo seguridad y estabilidad a Rusia después de la turbulenta década de 1990, cuando los coches bomba y los asesinatos eran algo común.

Este carro bomba en la capital rusa socava esa narrativa.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas