Qué son los ‘Kei Car’

d2

Japón es un país que hizo de la miniaturización un arte.
De esa peculiar filosofía destacan ejemplos de su industria electrónica, arquitectura y ingeniería.
También la industria automotriz tiene su segmento miniaturizado, los famosos Kei Car (palabra cuya etimología surge de la abreviatura de ‘kei jidosha’, que significa “auto liviano”).

Aunque parezca que la creación de estos micro-autos surge sólo por la necesidad de ocupar poco espacio en las atascadas urbes niponas, lo que en realidad motivó la creación de este tipo de vehículos fue la necesidad de revitalizar la economía japonesa creando un acuerdo ejemplar entre el estado y la industria.

Haciendo un poco de historia: ??Japón fue uno de los países más perjudicados en la Segunda Guerra Mundial.

Con una industria y una economía destrozada, pero con voluntad de renacer, el gobierno japonés se apoyó en la legislación para hacer frente a sus penurias, con una idea que ya había sido explorada décadas antes por algunos países europeos: fabricar autos populares.

Como la mayoría de los japoneses entonces sólo podían costearse una moto, la premisa fue decretar que los vehículos debían ser baratos y ayudar a la movilidad.
Por lo que la cilindrada y dimensiones fueron limitados.

Así es como al día de hoy tenemos los parámetros por los que podemos distinguir a un Kei Car desde su ficha técnica: motor de 660 cc con no más de 64 caballos, una longitud no superior a los 3.4 metros, un anchura de 1.48 metros y una altura que no supere los 2 metros.

Como fiscalidad los Kei Car cuentan con ventajas impositivas importante, como la de estar exentos de la obligación de tener un parqueo obligatorio, sin el cual no pueden comprar un auto.

En cuanto a economía, como este segmento es ahora tan importante para el mercado local, todos los fabricantes participan ofreciendo distintos modelos y variantes que van desde pequeños deportivos hasta funcionales utilitarios.

(Reserva)
¿Serán los Kei Car los autos del futuro a nivel global? El tiempo y las necesidades lo dirán.