Qué veremos en la deco 2020

3C_¡Vivir!_22_Decorando Kiki,p02

Para los que siguen las tendencias y siempre quieren iniciar el año con un toque distinto en casa, aquí lo que viene en decoración para 2020, un año en el que reina el Classic Blue, un color elegante y poderoso, que brinda tranquilidad y se adapta a casi cualquier estilo.
¡A mezclar! Eclecticismo a su máxima expresión, se quedan atrás las combinaciones tipo caja fuerte dando paso a estilos más atrevidos. Combinaciones de texturas y materiales, entra en juego la madera con detalles en dorado y metales haciendo espacios divertidos y cálidos a la vez. El “mix and match” toma protagonismo para crear diseños bien interesantes.
Los oscuros. De la mano de Pantone nos llega el Classic Blue, el color del año, que ya se está empezando a sentirse y con este tono, la tendencia a tener espacios vestidos del glamour y la profundidad de los oscuros. Paredes y mobiliario llevan una paleta densa que contrasta con detalles en colores vibrantes y mucha iluminación.
Piezas protagonistas. Llegó la hora de atreverse a obtener esas piezas que no te atrevías a comprar, que solo veías en revistas de decoración o en Pinterest, pues el 2020 nos trae propuestas con piezas que dan de qué hablar. Quizás está entre las reliquias familiares o traída como recuerdo de un viaje. Esculturas, espejos, cuadros y piezas decorativas que dan el toque inesperado a tus espacios.
Deco Eco. Es esa en que lo “eco friendly” se lleva a la decoración. Crece el uso de piezas de madera recuperada, textiles orgánicos y fibras naturales. Se ha convertido para muchos en un estilo de vida y llevar esto a la decoración de sus hogares es muestra de que donde vivimos debe reflejarnos.
Bienestar. Decorar para el que habita. Este es el verdadero secreto de la nueva decoración, espacios más reales, donde se refleja el gusto y la personalidad de quienes los usan. Hay que invertir en las necesidades de la familia y en el estilo de vida que se lleva. Esa es la tendencia que nos llevará a querer estar en casa y disfrutar nuestros rincones.