Quejas por trabas burocráticas para expedir actas

Los largos procesos burocráticos para el otorgamiento de las actas de nacimiento a niños sin declarar que están en la escuela, la dejadez de los padres y los niveles de pobreza en que viven muchas familias hacen más lento los programas que  desarrolla el gobierno y la Junta Central Electoral (JCE), con el apoyo del Banco Mundial, para reducir el número de estudiantes indocumentados.

La preocupación fue externada ayer por una supervisora del Gabinete Social del Gobierno y del Banco Mundial y dos abogados del Ministerio de Educación, quienes visitan las escuelas públicas ubicadas en sectores empobrecidos de la provincia Santo Domingo para ayudar a que los estudiantes  obtengan sus actas de nacimiento.

María Luisa Rodríguez, del proyecto de inversión y protección social con el componente de dotación de documentos legales de identidad, del Gabinete Social y del Banco Mundial, así como  los abogados del Ministerio de Educación, Kanty Herrera y José Corporán, pidieron a las entidades que tienen que  dotar del acta de nacimiento a los niños,   a ser más ágiles en el proceso. Se quejaron de que ese proceso dure hasta año  y medio. Estuvieron reunidos ayer en la escuela básica Padre Santiago Hirujo con padres que tienen niños sin identidad en ese centro.  Dijeron que dificulta el proceso el hecho de que hay familias que no tienen recursos para dar tantos viajes hasta que le salga el documento.