¿Quién audita a la Cámara de Cuentas?

UBI RIVAS
Este diario insertó en su edición del día cuatro del presente mes un bien documentado reportaje alusivo al manejo nada diáfano con que se maneja la famosa Cámara de Cuentas.

Nació esta institución con la República y la evolución de los tiempos indica que debe ser abolida y sustituida por la Contraloría General de la República.

La Contraloría General de la República, a su vez, monitoreada por una comisión ad-hoc del Senado, y viceversa.

Así, todos son monitoreados, no  como ahora, que nada ni nadie dispone de facultad legal para exigir cuentas a la Cámara de Cuentas, es decir, que es un organismo supra-estatal y eso no debe seguir tolerándose.

El país recuerda con un sabor de retama cuando los honorables sin hache miembros de la Cámara de Cuentas pretendieron, rindiendo una muy porosa gestión, subirse el salario mensual de RD$261 mil a RD$449 mil, una barbaridad o algo más superlativo.

Estos hasta hace cierto tiempo, eran honoríficos y así también debieran ser los miembros de la famosa Cámara de Cuentas, para mayor calamidad presupuestaria, nueve miembros, que nos cuestan un dineral a los contribuyentes y sin que se tenga noticias, sin auditar a nadie.

Estos ciudadanos se decantaron solicitando al presidente Leonel Fernández un aumento de su presupuesto de $423 millones a RD$1,100 millones y que el gobernante procedió correcto al negar semejante y tamaña afrenta.

Conforme reseña HOY, los peritajes y arqueos que realiza la CC no son ni publicados ni ponderados debidamente sino simplemente archivados, y ese de ninguna manera debiera seguir constituyendo ni siendo el procedimiento implementado cuando se trata de reflejar de manera prístina los dineros del contribuyente.

La CC debiera ser parte de la agenda del próximo gobierno del presidente Fernández a partir del 16 de agosto.