¿Quién corregirá a Ramón Constanza?

Ha salido al mercado un nuevo libro de la autoría del lingüista Ramón Constanza. Con el título: “Aspectos no tan evidentes del Español, Una Guía para escribir mejor”, el autor ha producido un trabajo que podría generar muchos comentarios y hasta algunos “truños.”

Constanza ha puesto bajo análisis gramatical a gran parte de los colaboradores de los diarios dominicanos y  algunos connotados escritores,  citando nombres, trabajos analizados y medios donde fueron publicados. Pocos  salen ilesos de estas disecciones. Mencionaré algunos nombres como muestra: Euclides Gutiérrez, Bonaparte Gautreaux, Mu-kien Sang, Luis Scheker, Milagros Ortiz, Pedro Gil Iturbides,  César y Oscar Medina, Plinio Chahín, Rosario Espinal, Marcio Veloz, Bernardo Vega, Frank Moya Pons, Arturo Martínez Moya, José Báez Guerrero, Freddy Aguasvivas, Delia Blanco, Amparo Chantada, Violeta Yangüela, Eduardo Jorge, Miguel Guerrero, Ramón Núñez Ramírez, Ligia Minaya, José del Castillo, Fabio Herrera, Rafael Acevedo y Rafael Núñez.

El objeto, dice el lingüista, no es dañar ni molestar, sino llamar la atención sobre las deficiencias que acusamos en el uso del lenguaje escrito.

El autor, que no perdona ni a los amigos, nos incluye en uno de sus comentarios refiriéndose al siguiente texto extraído de un articulo de nuestra autoría publicado en el periódico Hoy con el título, “Una Ley Trascendente”  cito el texto comentado: “… para que a través del juez de los referimientos se puedan enmendar o suplir las deficiencias incurridas al momento de la formación…”  transcribo el comentario del autor: “El verbo incurrir siempre lleva la preposición “en” cuando está seguido de un complemento, que en este caso es deficiencias. Mi amigo Antoliano debería haber escrito:…. o suplir las deficiencias en las que se incurrió”, dice el autor.

¿Quién se anima a corregir este hombre?