¿Quién defiende a los pacientes?

¿Quién defiende a los pacientes?

Las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) y el Colegio Médico Dominicano han instaurado una guerra en la que solo se afecta el paciente, el contribuyente o en este caso el cliente, porque tanto las ARS, como los médicos piensan en sus intereses particulares y no en la salud como tiene que ser.

Los pacientes no tienen quien los represente en estas luchas de intereses, donde los que se benefician del pago de los contribuyentes son los que discuten que parte del pastel le corresponde, dejando afuera los verdaderos afectados, que día a día son los que van a las consultas.

¿Quién les escribe a los pacientes? Como dice el título de la afamada obra de Gabriel García Márquez, “El coronel no tiene quien le escriba”, no hay una representación de los cuatro millones de afiliados que deberán pagar por los servicios suspendidos, producto de la huelga.

Está bien claro que la Ley 87-01 sobre Seguridad Social es una estafa para quienes aportan, y estamos que son los médicos los que menos reciben, siendo las ARS las que ganan más en este negocio, donde los pacientes tienen que pagar mil, dos mil y en caso donde las especialidades son menos demandantes llegan hasta cinco mil, de diferencias a la hora de hacer una consulta.

Hoy tenemos una gran oportunidad de iniciar con la lucha que busca  modificar  esta ley, cada dominicano debe apoyar la iniciativa de la Coalición por la Seguridad Social Digna, quien ha convocado a una movilización cívica por una reforma integral y estructural de la Ley 87-01 en las “Parada en las 100 Esquinas” para reclamar que se eliminen las ARS y las AFP y se establezca un nuevo modelo de seguridad social.

Las ARS son la de mayor beneficio, pues los médicos se quejan de que les pagan por consulta ambulatoria RD$470 o RD$500 por paciente, teniendo el asegurado que costear una diferencia de RD$2,500 o RD$3,000, para compensar la atención profesional prestada, la que se traduce en estafa al paciente.

Esta situación debe cambiar ya, por lo   que cada dominicano tiene que poner su granito de arena, pues no es posible que la seguridad social de nuestro país sea una estafa para el contribuyente, no más abusos de las ARS.