Quiere poder hasta el 2021

CARACAS. AFP. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, autorizó ayer a su partido a impulsar una “enmienda” que incluiría su “reelección”, y afirmó estar “listo” para gobernar “hasta el 2021”, pese a que su segundo y último período de seis años finaliza en 2013.

“Yo les doy mi autorización al Partido Socialista Unido de Venezuela PSUV, al pueblo venezolano, para que inicien el debate y las acciones para lograr la enmienda constitucional y la reelección del Presidente de la República, y estoy seguro que ahora sí lo vamos a lograr”, dijo Chávez en la juramentación del alcalde del municipio Libertador de Caracas, el oficialista Jorge Rodríguez.

“Si Dios quiere y me da salud, estoy listo para estar con ustedes hasta el 2019, hasta el 2021. Lo que Dios diga y lo que el pueblo mande (…) Vamos a demostrar quién manda en Venezuela, ¡uh,ah, Chávez no se va!”, agregó.

El presidente venezolano no dio detalles de cuándo se activará el proceso para impulsar la enmienda.

La reforma rechazada

En 2007, Chávez propuso una reforma a la Constitución de 1999 que incluía, entre otros 69 artículos, la reelección indefinida del presidente, pero fue rechazada con 50,70% de los votos en un referéndum.  Esa fue la primera derrota electoral del mandatario venezolano, que fue reelecto en diciembre de 2006 para un periodo de seis años.  Según Chávez, tras la derrota en el referéndum, “me dije: ‘no debo insitir en el tema, lo que debo es trabajar duro estos cinco años que me quedan'”.

Pero su idea parece haber cambiado tras los resultados de las pasadas elecciones regionales del 23 de noviembre, en las que la oposición ganó cinco gobernaciones además de la Alcaldía Metropolitana de Caracas, las zonas más populosas y ricas del país.  “Ahora, viendo más clara la gran amenaza que se cierne sobre el pueblo venezolano con estos fascistas que, apenas porque ganaron una gobernación, una alcaldía (…) en vez de reflexionar, están aupando el fascismo arremetiendo contra el jefe de Estado, contra el pueblo”, dijo Chávez sobre los dirigentes opositores. 

Las regionales

En los últimos meses sectores opositores y aliados del chavismo aseguraron que los comicios regionales servirían para medir la oportunidad de volver a proponer la reelección presidencial indefinida.  Para el primer vicepresidente del PSUV, general Alberto Müller, aunque “el presidente Chávez ha entendido que el sistema político venezolano no puede estar condicionado por la presencia de una persona”, también considera que “en las condiciones actuales, aun con el partido, su figura juega un papel simbólico en la unidad y estabilidad del sistema”. 

Según el dirigente político, al cabo de diez años en el poder, Chávez cuenta con un índice de popularidad de más de 55% en todos los estados del país, mientras que el PSUV y la propuesta del socialismo tienen 45% de las simpatías.

Las propuestas de enmienda a la constitución pueden partir del 15% de los electores, mediante una recolección de firmas, o de un 30% de los integrantes de la Asamblea Nacional (Parlamento), o incluso del presidente.