¿Quiere un mundo mejor para sus hijos? enséñeles la importancia de ser solidarios

27_07_2015 HOY_LUNES_270715_ ¡Vivir!7 C

Vivimos en un mundo donde todo pasa muy rápido, cada uno hala para su lado y muchos han perdido la sensibilidad, la solidaridad, la compasión.

Somos parte de una era muy individualista. Todos los días pasan noticias horribles en torno nuestro ante la indiferencia por la adversidad ajena; apenas nos sorprendemos… Por eso muchos padres no pueden evitar preguntarse, ¿a qué mundo traje a mi hijo?

Según Nathalie Galvez, autora de la guía para madres “Soy mamá y no me compadezcas”, si los padres quieren un mundo mejor para sus hijos, deben enseñarles la importancia de ser solidarios, para que cuando crezcan lo apliquen siempre a sus vidas.

En la guía que está disponible física en Amazon y de forma virtual en http://www.soymamaynomecompadezcas.com, la también bloguera ofrece algunos tips:

Predicar con ejemplo. Los niños imitan todo. Es increíble lo esponjitas que son. Ellos imitan lo que ven. En ese sentido, explica Nathalie Galvez, si quieres que tu hijo crezca siendo solidario y preocupado por el resto, empieza por serlo tú.

Es más simple de lo que parece realmente. Si en casa nos ayudamos entre todos y es algo que ven a diario, lo más probable es que nazca desde pequeños el deseo de ayudar o ponerse en los zapatos de la otra persona. Un perfecto inicio para convertirse en alguien solidario.

¿Cómo podemos hacerlo?

1. Pedirle que te ayude con algo en la casa o ayudar a la abuelita a subir las escaleras, por ejemplo.

2. Involucrarlos en la donación de juguetes, ropa, o víveres a quienes lo necesiten.

3. Visitar albergues con niños puede ser también un buen comienzo.

Acciones. Seguramente habrás hablado con tu niño sobre la importancia de ser solidario y pensar en los demás, pero hay que ser consecuentes con lo que decimos y esto no sólo se quede en palabras, sino hechos. ¿Qué puedes hacer? Involucrarlo en actividades donde pueda ir a donar contigo cosas o juguetes para niños que más lo necesiten, por ejemplo, explica Galvez.

Ejercicios. Hagamos de nuestros hijos personas con sensibilidad social, que ayuden sin pedir nada a cambio, que puedan ponerse en los zapatos de otras personas y no sean indiferentes ante la desgracia de otros.

Esto no solo los hará personas bondadosas, sino que enriquecerá su alma, porque el ayudar a otros te llena de amor y alegría el corazón.

ZOOM

Importancia de la solidaridad entre los niños

Los niños suelen ser egoístas por naturaleza (sin mala intención) ya que están aprendiendo el sentido de la pertenencia y, además su instinto de sobrevivencia les lleva a querer tener ciertas cosas sólo para sí mismos. Se les debe enseñar que la solidaridad no es solamente ayudar a niños desfavorecidos socialmente o animales abandonados, entre otras acciones, sino que tiene mucho que ver con una condición de vida.