Quieren quiten trabas salir de Cuba

http://hoy.com.do/image/article/136/460x390/0/221276FD-591C-4865-9FF1-48C33C24308B.jpeg

LA HABANA
AFP

 Los cubanos aguardan impacientes, aunque con escepticismo, la eliminación de restricciones para viajar, uno de los principales reclamos en la secuencia de cambios que realiza el presidente Raúl Castro. “Hay rumores, pero nada todavía”, se lamentan en las filas de las oficinas de Migración. “Ojalá… Estamos esperando.

Mi hijo vive en Miami desde hace 14 años y si quitan trabas sería muy bueno para nosotros. Nos hace mucha falta”, dice a la AFP Georgina Rodríguez, de 73 años, mientras intentaba leer, tras unos gruesos lentes, los requisitos desplegados en la fachada de la oficina de Migración del barrio Vedado.

 Hasta ahora todo está igual. Los carteles enumeran los mismos requisitos para cada caso y los costos. “Todavía no, estamos en proceso. Como todo el país, a la espera de cambios, pero todo se mantiene como siempre”, declaró a la AFP una oficial de migración de una oficina de otro barrio en La Habana. “Hay rumores pero nada todavía. Quiero ir a España. Me invitó mi hermana y mi cuñado que es español”, comentó Juan Manuel, obrero de la construcción de 24 años, mientras hacía fila en la Oficina de Migración del populoso municipio 10 de octubre, sur de la capital.

  La mayor disconformidad reside en la obligación de pedir un permiso de salida (carta blanca), que cuesta 180 dólares.

Zoom

500 dólares

Los trámites para viajar sobrepasan los 500 dólares, pero además de la “tarjeta blanca”, se requiere una carta de invitación, cuya legalización ante los consulados cubanos en el exterior cuesta 200 dólares, a todo lo que se suma el gasto del pasaporte (unos 100 dólares) y de la visa.  “Es un dineral, que si la tarjeta, que si la carta… Nadie está pidiendo viajar de gratis, pero es demasiado el papeleo y lo engorroso de los trámites. Si los eliminan iría a ver a mi hermana a Canadá”, comenta Alina Torres, una graduada de turismo de 31 años, que está desempleada.