Quince mil millones para producir alimentos

Quince mil millones para producir alimentos

Hay abastos suficientes de los alimentos producidos en el país

En los últimos días un tema bastante debatido en la opinión pública y sobre todo por los actores políticos por el interés que representa para la ciudadanía, ha sido el precio de los alimentos. Todo el mundo está consciente que factores externos han influenciado para que el costo de producción de algunos rubros como el huevo y el pollo hayan subido de precios, no obstante, estos no han subido en la misma proporción de las materias primas importadas por los acuerdos y promesa hechas por los productores al Gobierno.

De los productos agrícolas producidos en el país hay abastos suficientes, siembras permanentes y precios de lo más asequibles de la región.

Esta producción está sustentada en el esfuerzo que ha hecho el Gobierno, a través de las instituciones del sector agropecuario, liderado por el Ministerio de Agricultura y el aporte de cinco mil millones de pesos a tasa cero prestados través del Banco Agrícola.

Si el Gobierno aporta quince mil millones que bien podrían ser de la AFP a tasa cero, para destinarlo al financiamiento de la producción de alimentos, los cuales no ocasionarán trastornos al mercado financiero, ya que estos se harían según las demandas y el cronograma de desembolso del cultivo a beneficiar, así como seguir los operativos de preparación de tierra y entrega de semillas a los productores.

Fortalecer el INESPRE, para que abra 120 mercados de productores en todo el país y con un inventario mínimo de reservas estratégicas en sus bodegas, así como mantener el subsidio a los combustibles, obligaría al Gobierno a prepararse para comprar los excedentes aplicando estas medidas en el menor tiempo posible. Estas podrían acompañarse de tres mil obras de uno a tres millones de pesos cada una en todo el país, solo para carpinteros, albañiles y maestros de la construcción.

Otros beneficios que provocarían estas decisiones serían la estabilidad de los precios de los rubros agropecuarios, siempre que tengamos presente la valoración en las ganancias que deben tener los productores para que se mantengan produciendo con dedicación y entusiasmo.

La importancia de la mesa puesta en ejecución por el presidente Luis Abinader, se aprecia mucho más por las opiniones recogidas de los distintos sectores, pero debemos dar más importancia a una mesa exclusiva con los productores agropecuarios, que en cada momento han respondido con responsabilidad y cumplimiento los compromisos que hacen con el Gobierno.