Racing con dos penaltis impide al Real Madrid de ser líder

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/EB2999CC-28EB-4095-A34E-D8830AA91974.jpeg

Santander. El Racing de Santander remontó hoy ante el Real Madrid, con dos goles de penalti marcados por Ezequiel Garay, que sitúan al conjunto cántabros en puestos de UEFA y privan al Real Madrid de acostarse como líder.

Raúl adelantó al Madrid en el primer tiempo, uno de los mejores de Fabio Capello en esta temporada. Pero el Rácing reaccionó con un penalti muy discutido de Diarra, que sacó de quicio a todo el plantel madridista.

Miguel Angel Portugal apostó por la continuidad y presentó a su equipo de gala, el mismo con el que el Racing había sumado hasta hoy 19 de los últimos 21 puntos disputados en Sardinero; mientras que Capelló se decantó por el músculo de Diarra y Emerson en detrimento de Guti y Gago, ambos en el banquillo.

Así, el Real Madrid, sin hacer un fútbol vistoso cuajó un partido serio y eficaz. Más que crear ocasiones evitó que se las hicieran a ellos, con una buena defensa sobre el serbio Nicola Zigic que espesó el juego de ataque del Racing.

Ante un graderío que prácticamente se llenó para ver a un Racing que por primera vez aspira a algo más que la permanencia, el conjunto cántabro salió con ganas y dispuso de dos ocasiones antes de que el Real Madrid pisara el área rival.

Primero Munitis combinó con Serrano para que Casillas despejara a córner e inmediatamente después, Scaloni chutó con mucha intención desde el vértice del área.

No obstante, el Real Madrid no tardó en dar la réplica con un duro y lejano disparo de Diarra que despejó Toño en corto, con muchos apuros, para que la defensa echara fuera un balón que había quedado muerto junto a la raya de gol.

El partido se fue equilibrando, en cuanto a posesión de balón y llegadas, pero un error del central argentino Ezequiel Garay, quien “regaló” el balón a Higuaín junto a la línea de fondo, dentro del área, habilitó a éste para que cediera a Raúl, que batió por bajo a Toño con un disparo ante el que pudo hacer más el guardameta del Racing.

Con el marcador a favor el Real Madrid controló hasta el descanso ante un Racing que reclamó un penalti por derribo a Zigic dentro del área y, principalmente, la que hubiera sido la segunda tarjeta amarilla de Sergio Ramos, por una dura entrada por detrás a Serrano, que el colegiado solventó pitando solo falta.

La segunda parte comenzó con una nueva jugada de peligro del Real Madrid, que condujo Robinho hasta la frontal del área, para tocar hacia la derecha, donde Higuaín golpeó ajustado al primer palo.