Radiografía de la inflación e impacto en los más pobres

Radiografía de la inflación e impacto en los más pobres

Ramón Núñez Ramírez

A pesar del relato de las autoridades monetarias de que la inflación está cediendo y de que en este año convergerá hacia la meta del Programa Monetario (4.0±1.0), lo cierto es que a pesar de una política monetaria restrictiva, la inflación cerró en 2021 en 8.5%, en 2022 de 7.83% y en enero de este año la inflación anualizada (enero 2023 vs enero 2022) fue de 7.24%, la subyacente sigue alta y si se analizan en detalle otros elementos veremos el fuerte impacto en la capacidad de compra en las personas de bajos ingresos.

La inflación subyacente es la inflación monetaria, porque se calcula eliminando los combustibles los precios volátiles de los alimentos y otros rubros, ascendió a 6.60% en enero y otra prueba de que persiste un componente monetario importante en la inflación dominicana es que los bienes no transables (los que no se importan o exportan, es decir no dependen de la guerra en Ucrania) presentaron en enero una inflación de 6.56%.

La variación del índice de Precios al Consumidor (IPC) anualizada en enero de 2023 fue de 7.24%, sin embargo, el disparo en los precios de los bienes de la canasta básica fue mucho mayor, por ejemplo en los alimentos la inflación fue de 11.98%, los espaguetis 16.95%, el pollo fresco 9.89%, la carne de cerdo 15.74%, la leche en polvo 10.36%, el arenque 29.76%, el aceite vegetal 13.84%, el plátano verde 58.85%, la yuca 63.48% y el “plato del día” aumentó en 9.89%.

Puede leer: Poderes extranjeros quieren mutilar nuestro derecho a las deportaciones

El Indice de Precios de los alimentos de la FAO en enero 2023 fue de 131.2 presentando una disminución de 28.6 puntos (17.9%), respecto al nivel máximo alcanzado en marzo de 2022. ¿Por qué en RD no se produce esa reducción? ¿Por qué se disparan los precios del agro?

Si nos vamos a la inflación por quintiles el #1 fue de 8.11%, el #2 de 7.93%, el #3% de 8.98%, el #4 de 7.09% y el #5 de 7.45%. Como vemos los tres primeros quintiles presentan un nivel de inflación mayor a la inflación en enero y el más castigado es el quintil #1 que son los más pobres.

En el caso de la canasta básica el primer quintil aumentó de RD$23,969.45 en enero de 2022 a RD$25,908.60 en enero de 2023, para un incremento de 8.09% y la canasta nacional aumentó 7.24% alcanzando el monto de RD43,484.94.

En un país donde el salario mínimo en las grandes empresas es de RD$21,000, en las pequeñas de RD$12,900 y hay salarios mínimos sectoriales más bajos, se comprende la irritación de la población porque ni el salario mínimo de las grandes empresas alcanza para adquirir la canasta básica, provocando que los hogares pobres carezcan de ingresos para satisfacer sus necesidades elementales.

Parece difícil que la inflación en este año se ubique en la meta del Programa Monetario (de hecho hace tres años que no se cumple) y aun se logre ese milagro, el índice de precios de los bienes de la canasta familiar no van a descender a los niveles previos a la pandemia y resulta que la inflación, aparte de golpear a las mayorías, también es un gran enemigo de los gobiernos, a punto que la reelección del Presidente Luis Abinader depende del comportamiento de los precios y la economía, especialmente en este año preelectoral.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas