Radioterapia tan eficaz como
la cirugía contra cáncer de vejiga

Los tratamientos con radioterapia son tan eficaces contra el cáncer de vejiga como la cirugía para extirpar ese órgano, según indica un estudio presentado en el Reino Unido y que publica el diario Ultima Hora, de Panamá.

 El doctor Enrique Flores Escudero, del Centro de Radioterapia Integral (Radonic), en República Dominicana, explicó que esto se debe a la exactitud con que actúan los haces de la Radioterapia de Intensidad Modulada o IMRT, que reduce al mínimo el daño a las células que circundan el tejido afectado.

Según la nota, un equipo de expertos de la Universidad de Leeds, (norte de Inglaterra), dirigido por la doctora Anne Kiltie, observó que el índice de supervivencia entre los pacientes de cáncer tratados con radioterapia eran los mismos que los de aquellos a quienes se había practicado una cistectomía.

Los investigadores señalan que la radioterapia podría ser una opción mejor para los enfermos de más edad, para quienes la extracción de la vejiga es más problemática.

“Al atacar específicamente el órgano dañado con la radioterapia, el paciente se recupera con mayor rapidez, sin dolor, ni interrumpir su ritmo de vida, que se vería afectado si se somete a una cirugía, y como muestra el estudio, la expectativa de vida es ligeramente superior”…indica el médico con asiento en Radonic.

Para su estudio, los expertos analizaron el historial médico de 169 pacientes tratados contra cáncer de vejiga invasivo entre 1996 y el 2000. De estos, 97 habían recibido radioterapia y 89 habían sido operados.

Los índices de supervivencia en ambos grupos se compararon cinco y ocho años después del tratamiento, sin que se constataran diferencias significativas.

Así, a los cinco años un 56.8% de pacientes tratados con radioterapia continuaba vivo, frente a un 53.4% de los operados. Para mayor información www.radonic-cri.com

Importante

La IMRT permite diseñar el plan ideal para cada paciente mediante complejos cálculos matemáticos del software de IMRT, que permite la elaboración de filtros moduladores por medio de equipos computarizados que controlan la intensidad de cada uno de los rayos del haz de radiación, lo que permite suministrar dósis aún más altas al tumor minimizando complicaciones en tejidos sanos, por tanto incrementa las posibilidades de cura.