Rafael Molina Morillo – Mis buenos días

Pido por este medio información sobre cómo puede una persona donar alguno o varios de sus órganos para prolongar o salvar la vida de alguien que los necesita.

Sé que la ciencia ha alcanzado tal grado de desarrollo que ha hecho posible realizar con éxito trasplantes de órganos, de un cuerpo a otro. Lo que muchos no conocemos es el procedimiento para hacerlo.

La mayoría de las donaciones de órganos, tengo entendido, se ofrecen en vida del donante. Por ejemplo, tengo entendido que si yo quiero donar las córneas de mis ojos, o mi corazón, o mi hígado o varios órganos a la vez, para que cuando muera se me extraigan y se les injerten a alguien que los necesita y está en lista de espera para recibirlos. Pero ¿adónde debo acudir ahora que estoy vivo, para formalizar mi ofrecimiento? ¿Cuáles trámites debo llenar? ¿Cómo lo sabrá mi familia para permitirlo en el momento trágico y cooperar con los médicos que realizarán la operación? ¿Hay que llenar algunos requisitos con las autoridades sanitarias?

No me avergüenza exponer aquí mi ignorancia al respecto. Pienso que no estoy solo en el desconocimiento de estos detalles. Ofrezco, pues, este espacio para divulgar las respuestas serias y autorizadas que se me quieran ofrecer.

LA FRASE DE HOY: “El Amor empieza con una sonrisa, crece con un beso y termina con una lágrima.”