Radhamés Segura saluda término de licitación de dos plantas a carbón

Radhames Segura

Radhamés Segura, exvicepresidente ejecutivo de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE), expresó hoy que está regocijado por el término de la licitación de las plantas a carbón, al tiempo que ruega a Dios para que los intereses no se interpongan porque si se hubiesen instalados las que él promovió en 2005, ya no existiera el problema energético en el país.

Sostuvo que las plantas que licitó en 2006-2009, cuando iniciaran su operación le representaban al país un ahorro de 500 millones de dólares, pero que los intereses económicos y los celos políticos impidieron su ejecución.

Indicó que los intereses que envuelven el sector eléctrico no pueden seguir doblándoles el pulso a los gobiernos porque es condenar a la población a recibir un servicio deficiente y muy caro y contribuir con el endeudamiento externo e interno del país.

Radhamés Segura habló en San Cristóbal en la continuación del ciclo de conferencias sobre la Realidad del Sector Energético Nacional, organizadas por el Colegio de Ingenieros Arquitectos y Agrimensores (CODIA), donde indicó que otros países han tenido la visión de instalar energía barata y abundante logrando desarrollarse y que la Republica Dominicana se ha quedado estancada.

Dijo que esos países han actuado consciente de que la energía eléctrica es un componente importante en el costo de producción porque ninguna industria puede ser competitiva utilizando energía cara.

Calificó como una aberración lo que ha pasado en el país con la situación energética debido a que con los planes de solución en las manos, los gobiernos se han dejado amarrar por los intereses envueltos en ese negocio.

Precisó que está en el deber de decirle al país las verdaderas causas del problema energético de la actualidad para que no se vuelvan a cometer los errores del pasado y que tantos recursos les han costado al Estado dominicano.

Segura preciso que lo que ha ocurrido es una desconsideración contra el pueblo el no haber propiciado la solución de la problemática energética sabiendo que con energía cara no se puede competir en ninguna parte del mundo.

Afirmó que la falta de visión de los gobiernos ha impedido el real desarrollo económico del país, porque el cambio del modelo agroexportador a una economía de servicios no ha recibido una respuesta energética acorde con esa realidad.

Reiteró que para solucionar el problema energético debe prevalecer el interés nacional por encima de los intereses particulares que rodean el sistema.

Sostuvo que se hace imperativo que el país adopte un modelo económico que priorice la exportación y el  empleo productivo con la finalidad de hacer crecer la demanda de bienes y servicios, pero que para esto debe librarse de la carga del subsidio eléctrico y que la industria baje su costo de producción abaratando el precio de la energía eléctrica.

Indicó que hace algunas décadas el país dependía de la exportación de la caña de azúcar, café cacao y otros frutos que eran poco intensivo en el uso de la electricidad y que ahora tiene una economía de servicios y más industrializada pero sin un parque energético en consonancia con esos cambios.

Expresó que los países que han logrado desarrollarse han ido adaptando su parque energético al crecimiento del Producto Bruto Interno de sus respectivas naciones, pero que en Republica Dominicana la oferta de energía de calidad y a buen precio se ha quedado rezagada en el tiempo.