Ramírez: retos para RD lograr convergencia telecomunicación

http://hoy.com.do/image/article/148/460x390/0/BE2FFC6C-C1F2-49EF-9739-FD1BAB1DAD16.jpeg

UBALDO GUZMAN MOLINA
u.guzma@hoy.com.do
El propietario y gerente  de la compañía Intransforming Consultants, de México, Jorge Iván Ramírez, dijo ayer, que  la convergencia de las telecomunicaciones, la informática y el entretenimiento son los grandes retos del país.

El ex presidente de Verizon Dominicana señaló que la idea es converger en un solo dispositivo el vídeo, la voz y los datos, tanto en el  hogar como en la oficina.

A su juicio, la convergencia implica gran cambio       de las redes de telecomunicaciones. Explicó que el país ha tenido unas redes de telecomunicaciones sobresalientes en toda la región.

Manifestó que la República Dominicana tiene un gran reto en recursos humanos, en los procesos e integración de sistemas.

Consideró que la ley 153-98 es  muy visionaria, lo cual facilitaría la conversión en telecomunicaciones. La convergencia, dijo,  busca eficiencia en las empresas, más productividad y competitividad.

La  principal razón de la convergencia es que el cliente, dijo, quiere dispositivos simples de usar que faciliten la comunicación, la información y el entretenimiento en cualquier lugar y  momento.

Ramírez hizo los señalamientos al pronunciar una charla sobre “Retos para la convergencia de las telecomunicaciones y la informática en República Dominicana”. Fue presentado por el presidente del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL), José Rafael Vargas.

Dijo que para que el país entre a la convergencia es necesario  hacer pequeños ajustes a la ley 153-98. Antes de su conferencia, el empresario puso un vídeo donde se observaba el concepto de convergencia.

Resaltó el avance de los centros tecnológicos como sitios convergentes en el país, pues permiten el acceso de la sociedad de la información a las comunidades de más bajos ingresos.

Vaticinó que las llamadas de  larga distancia  desaparecerán en los próximos años.

Dijo que los ingresos de telefonía local cada día  disminuyen, pues los clientes se marchan a modelos convergentes de mayor  ancho de banda.