Rangel pide evaluar bien el TLC

POR MANASES SEPULVEDA
El congresista estadounidense Charles Rangel afirmó que el acuerdo entre Estados Unidos, Centroamérica y la República Dominicana (RD-Cafta) podría tener un impacto desfavorable para la economía dominicana, por lo que debe ser “minuciosamente visto y evaluado”.

Rangel también dijo que el acuerdo tiene “múltiples errores” y que las negociaciones que ya fueron concluidas, hasta el momento no contemplaron protección para los trabajadores, lo que causaría la exclusión de miles de pequeños productores.

“Los sectores dominicanos deben unirse en una sola voz para llevar sus quejas a los legisladores estadounidenses, para introducirlas al Congreso de los Estados Unidos”, aconsejó.

El congresista produjo sus declaraciones en una teleconferencia auspiciada por Oxfam, en el hotel Dominican Fiesta en la mañana de ayer.

En la actividad estuvieron presentes representantes de la Federación Nacional de Productores de Arroz, del Comité de Emergencia Agropecuaria, la Confederación de la Pequeña Empresa, de la Asociación de Industrias Metalmecánicas, de la Asociación de Industriales Textiles del Cibao y de la Confederación Nacional Campesina, entre otros.

Rangel dijo que está dispuesto a venir a la República Dominicana en cualquier día del próximo agosto, con la condición de que se organice una reunión con representantes de los sectores productivos, incluyendo a la Iglesia y así despejar las dudas.

Expresó  que el acuerdo todavía no puede ir a la Cámara de Representantes de los Estados Unidos, porque hasta ahora no tiene los votos suficientes.

Explicó que en el acuerdo se contemplaron protecciones para el sector textil, los fabricantes y los inversionistas, no así para los sectores que se tenía previsto que iban a ser los principales beneficiarios del acuerdo, como por ejemplo, los pequeños productores.

“Los productores pequeños no se me han acercado para tratar directamente las interrogantes acerca de su desarrollo dentro del acuerdo”, dijo.

Señaló que una de las principales preocupaciones del Congreso de los Estados Unidos es el hecho de que si los productores pequeños van a tener suficientes recursos para seguir sus labores productivas.