Raphael demostró que sigue siendo aquel

http://hoy.com.do/image/article/207/460x390/0/180D2104-C984-4E1B-83BB-C106CBB087DB.jpeg

POR JORGE RAMOS
Como dice una de sus canciones, “Yo sigo siendo aquel”, el astro español Raphael demostró que a sus 61 años de edad todavía posee la calidad de su voz y el histrionismo en escena, suficientes para seguir deleitando a sus millones de admiradores en todo el mundo.

 El intérprete de “Llorona” fue presentado por Liselotte Núñez a las 10:20 de la noche del sábado, frente a unas mil personas que lo ovacionaban en la sala de fiesta del club Naco. Su primera canción fue “La noche”, para continuar con éxitos como “Enamorado de la vida”, “Mi gran noche” y “Digan lo que digan”.

Raphael habló poco, pero dejó muy complacido al público, en su mayoría mayores de 40 años, seguidores que le tributaton fuertes y largos aplausos al escuchar los temas “Somos”, “Cierro mis ojos”, “Desde aquel día”, “A mi manera”, “No puedo arrancarte de mí”, “A veces llegan cartas” y “Provocación”.

Algunas señoras encopetadas no pudieron controlar sus emociones, se paraban una y otra vez de las sillas plásticas y se acercaban al escenario, pero Raphael no las besó a ninguna, sólo les extendía las manos y de lejitos.

El recorrido de una trayectoria musical de 40 años siguió provocando delirios en aquel público bien adulto cuando escucharon las siguientes interpretaciones: “Que tal te va sin mí”, “En carne viva”, “Maravilloso corazón” (coreado por todos), “Amo”, “Te estoy queriendo tanto”, “Amor mío”, “Bésame” y “Cuando tú no estás”.

Las dos horas y media de la actuación de Raphael Martos Sánchez transcurrieron sin darse cuenta, envueltos por la magia de sus canciones, los recuerdos, sus gestos y su experimentado dominio escénico al silbar, danzar y dramatizar algunas de las composiciones.

Comenzó a despedirse a la medianoche, objetivo que logró 35 minutos después con la canción “Como yo te amo”, pero antes de eso tuvo que interpretar sus clásicos “Estuve enamorado”, “Escándalo”, “Estar enamorado”, “Que sabe nadie” y “Yo soy aquel”.

El artista, un maestro del dominio de la escena, sólo cantó cinco o seis canciones del nuevo disco que saldrá al mercado mundial el 1 de diciembre próximo, entre ellas “Eso es vivir” , “Sigo igual”, “Nací para cantar” y “Navidad”. Todos los demás fueron puros éxitos.

EL JEFFREY

El controversial merenguero dominicano conocido como El Jeffrey hizo un buen trabajo como contraparte, en cumplimiento de la Ley de la Comisión de Espectáculos Públicos y Radiofonía. Hasta de pie se pusieron los presentes para despedirlo, después de verlo actuar durante 45 minutos.

Comenzó cantando sus temas en versión balada a las 9:15 de la noche y terminó cantando “Mi tierra” en merengue a las 10:00.

El repertorio especial preparado por El Jeffrey esa noche, donde se ganó los aplausos del público que le pidió otro al final, incluyó “Pobre diablo”, “Cuéntale a él”, “No me vuelvo a enamorar”, “Así te amo” y un popurrí con “Respeta mi dolor”, “Historia de un amor”, “Barco a la deriva” y “Hasta que te conocí”, acompañado de una mini banda dirigida por el maestro Jorge Taveras.

COSITAS Y COSOTAS

–  Había una pantalla gigante que dejó de funcionar desde que inició el concierto. Por eso algunas personas tuivieron dificultad para ver a los artistas en el escenario del club.

– Ese salón no es apto para ese tipo de conciertos, pues tiene puntos desde donde no se ve al que canta, aunque el sonido fue bueno. Todavía a las 9:00 de la noche lo estaban probando.

– Nueve músicos acompañaron a Raphael, entre ellos algunos dominicanos. Parte de la música era secuenciada.

– El Jeffrey se movió tanto que hasta se le abrió por detrás la camisa blanca y semi transparente que exhibió. Parece que le quedaba muy ceñida al cuerpo.