Rasgos del primer año del gobierno del cambio

Rasgos del primer año del gobierno del cambio

El gobierno actual se ha venido desarrollando en el más adverso escenario social y económico de las últimas décadas, resaltado por los efectos de la pandemia del COVID-19, que ha generado una gran crisis económica y sanitaria que no tiene comparación en los anales de la historia dominicana, lo que ha significado gobernar desde el mismo 16 de agosto del 2020 en medio de un Estado de emergencia y con fuertes restricciones al libre movimiento. Convirtiéndose en un terrible dolor de cabeza para las autoridades nacionales, la tarea de conciliar seguridad sanitaria con reactivación económica y el regreso a algún tipo de normalidad en la cotidianidad, en medio de los conflictos y tensiones que se generan con los diversos sectores de la sociedad.

La significativa reducción de los ingresos del Gobierno, debido al cierre de muchas empresas y las limitaciones a sectores estratégicos nacionales como el turismo, ha generado una gran crisis económica, que el gobierno ha tenido que enfrentar con medidas de emergencia que casi siempre se han circunscrito al corto plazo.

Como si fuera poco, a todas esto se les suman efectos adicionales como el alza de los precios de productos básicos de la canasta familiar, de las medicinas, de los combustibles, de los artículos ferreteros y de construcción, originados en la combinación de distorsiones del mercado internacional, la globalización de la crisis por el patógeno y las mismas precariedades del gobierno.

Todo esto ha demandado del gobierno central apegarse de manera estricta a políticas que prioricen el gasto para seguir enfrentando la crisis sanitaria y al mismo tiempo seguir reduciendo gastos innecesarios resultado de las falencias del modelo económico y político presente.

¿Cuáles son entonces, los rasgos positivos y otros no tanto que podemos verle en su primer año al gobierno del cambio?

1-Salud Pública. En salud, sobresale la atención a la pandemia del COVID-19 del novel gobierno, cuyo manejo se destaca como muy bueno. Las medidas correspondientes tomadas por las autoridades ante la crisis, sobresalen en la región por su eficiencia y las pruebas son los reconocimientos alcanzados de organismos internacionales.

Los contagios por COVID-19 están decreciendo en República Dominicana, con 259 nuevos contagios reportados como media cada día, lo que representa un 15% del pico, es decir la media más alta, reportada el 19 de enero de este año. Desde que comenzó la pandemia en el país, hasta este pasado 12 de agosto, ha habido, 345,325 contagios, 3,976 muertes relacionadas con el coronavirus y tan solo 6,486 casos activos de coronavirus.

Cortando a la misma fecha, es decir, el 12 de agosto, tenemos casi 4.5 millones de personas completamente vacunadas, 5.6 con la primera dosis aplicadas y poco más 500 mil personas con la dosis de refuerzo, para un total de poco más de 10.6 millones de dosis aplicadas.

Miren, República Dominicana se encuentra entre los primeros países en cobertura de vacunación (número tres en América, tras Chile y Estados Unidos), lo que, junto a las medidas restrictivas y la cooperación internacional, han permitido un manejo del virus que ha resultado en la reducción notable de los contagios y hospitalizaciones, donde el nivel de ocupación de camas COVID-19 a nivel nacional se sitúa en 21% y tan solo 1.15% de letalidad, una de las tasas más bajas a nivel global.

Todo esto ha llevado al periódico estadounidense The New York Times, a afirmar que República Dominicana forma parte de la reducida lista de países del continente americano que logrará inmunizar a toda su población en este año 2021.

2-Ministerio Público. A pesar de la falta inicial de paridad y de participación de la mujer en espacios decisorios del Poder Ejecutivo y otros sectores sociales, la designación de una procuradora general de la República y su equipo de apoyo más cercano, han llevado ciertas dosis de confianza de la ciudadana en el estamento persecutor del delito.

La lucha contra la corrupción y la impunidad, lastres que opacan la democracia y el ideal de justicia, han recibido nuevas bocanadas de aire en este año, cónsono con señalamientos del presidente para que los funcionarios de su gobierno se ajusten a un comportamiento ético en el marco de una administración de tolerancia cero a la corrupción y que estimula la transparencia y la recuperación de los patrimonios robados, algo que la ciudadanía está demandando vivamente.

Pero, se convierte también en un gran reto para la administración Abinader, promover la aprobación de la Ley de Extinción de Dominio, instrumento normativo que permitiría devolver a manos del Estado, los bienes que no tienen el resguardo de la legalidad en la integración de cualquier patrimonio personal. Pero también, un nuevo código penal que responda a las necesidades de hoy.

Sin embargo, por primera vez en la historia dominicana se está sancionando la corrupción y la impunidad, tocando exfuncionarios de pasadas y de la presente administración (ejemplos: el Instituto Agrario y la Lotería), familiares cercanos de expresidentes, inclusive, el estamento militar, algo sin precedentes en el país. Recibiendo Miriam Germán, Yeni Berenice y Wilson Camacho reconocimientos y elogios de la población dominicana. Empero, algunos se preguntan qué pasará en los litorales del expresidente Leonel Fernández. No obstante, la verdad es que este Ministerio Publico tiene tan solo un año, ahora mismo y su luz esta iluminando como señal de esperanza.

3-Obras Públicas. El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, por ejemplo, que gestiona, nuestro excompañero de estudios, Deligne Ascensión, tiene una carpeta de realizaciones que incluye más de cuatrocientas obras en ejecución, lo que está movilizando un presupuesto de más de 77 mil millones de pesos, para la modernización de la red vial nacional, dando impulso al sector construcción que, el Banco Central considera, con un 42%, el de mayor expansión de la economía nacional. Pero, importante a destacar aquí, es la democratización en el acceso a los proyectos, con la celebración de concursos para que MIPYME (es decir, micro, pequeña y mediana empresa) y los ingenieros independientes tengan más oportunidades o al menos igualdad de oportunidades que las grandes empresas.

Y sigue siendo modelo de política pública exitosa, el Programa de Protección y Asistencia Vial de la Comisión Militar y Policial (COMIPOL), adscrita a ese Ministerio.

4-Prestamos internacionales. A muchos ha preocupado la cantidad de empréstitos en que incurre el Gobierno. Pues, de acuerdo con los expertos la deuda externa ya representa el 70% del Producto Interno Bruto, lo que es muy preocupante de cara a la soberanía nacional. Empero, como vimos al inicio de esta entrega, desde su primer día este gobierno ha confrontado dificultades económicas para atender necesidades perentorias de sectores vulnerables en medio de la crisis sanitaria y en algún lado habría que buscar ese dinero, pero ya que la mayoría de los prestamos han sido para gastos corrientes, se impone una amplia y rigurosa política para eficientizar y focalizar esos gastos. Sin olvidar, claro está, las inversiones que garantizan o crean las condiciones para el crecimiento económico.

5-Los cargos públicos. La opinión pública percibe al gobierno como oligárquico y con alto grado de nepotismo, pues varios miembros de una misma familia de alto poder adquisitivo ocupan cargos relevantes. Repitiendo, de acuerdo con esa misma opinión pública, esquemas altamente criticados a otras administraciones anteriores. Se señalan a empresarios que son ministros, pero sus esposas, hijos y nietos tiene diferentes funciones en la administración pública, lo que mostraría una nueva concepción del mérito político que pasa ahora de lo personal a lo familiar.

6-Alianzas público privadas. Para esto, debo hacer un introito para que se entienda que señalamos o de que hablamos. Los gobiernos se enfrentan en la actualidad a reclamos de servicios públicos eficientes y de infraestructuras modernas, como retribución al pago de sus impuestos. Pero, por otro lado, tienen la presión que ejercen los requisitos de equilibrio presupuestario, que exigen la reducción del déficit público y limitan la deuda pública en relación al Producto Interno Bruto (PIB). Las empresas por su parte, están obligadas a buscar nuevas vías de negocio para mantener sus niveles de actividad, y poder seguir retribuyendo ganancias a sus accionistas.

Es por ello que está tomando auge la fórmula de las alianzas público-privadas, que no es más que una iniciativa privada asume una obra pública y su explotación, participando en su financiación y el riesgo en relación al uso de la misma. Le esperan a cambio los beneficios de la construcción y la explotación de la misma. De esta manera la administración consigue cubrir una necesidad de los ciudadanos evitando o aplazando el gasto.

Entonces, el gobierno de Luis Abinader, debe prestar atención, a todo lo relacionado con la Ley 47-20, sobre alianzas público-privadas, donde hay que ser muy cuidadosos en lo que se relaciona con el agua, el transporte y otras importantes áreas en que interviene la administración pública. Entonces algunas acciones tomadas por los Poderes Legislativo y Ejecutivo tienden a generar suspicacias legítimas.

7-Seguridad Ciudadana. El gobierno dominicano se encuentra ante un gran desafío que se manifiesta en como convertir su interés de mejorar la seguridad ciudadana en efectivas políticas públicas de seguridad pública, que ayuden a abordar desde la misma raíz esta temática, y en estos momentos está propiciando iniciativas que deberían permitir en nuestras fuerzas del orden mejoras en la capacidad de resolver los conflictos de formas no violentas; reducir la cantidad de homicidios y los índices de la violencia intrafamiliar. Pero también, las muertes por accidentes de tránsito. Lo que hace necesario, agregar a los programas nuevas acciones desde una perspectiva integral.

Entonces, la inclusión de mis amigos expertos de la comunidad nacional de seguridad y defensa como Carolina Ramírez, Daniel Pou y Lilian Bobea para colaborar en todo el proceso de reforma, es una muy buena señal en esta dirección que junto con la colaboración de Naciones Unidades con expertos en seguridad y reforma policial que han revisado la estrategia de seguridad de la administración Abinader y realizado una evaluación diagnostica de la policía nacional de cara a su reforma, debería ponernos en mejores condiciones de seguridad que la observada hasta el día de hoy.

Por otro lado, el plan piloto de la Estrategia Integral de Seguridad Ciudadana implementado en Cristo Rey, en el Distrito Nacional muestra muy buenas perspectivas y ya ha sido anunciada su expansión a otras demarcaciones, lo que es otra muy buena señal en el camino de recuperar la confianza de la ciudadanía en sus instituciones de seguridad y estas potencialicen su profesionalidad.

Hay muchos otros rasgos que podríamos señalar, incluso en lo que se refiere a la institucionalidad, como son las decisiones equilibradas del Consejo Nacional de la Magistratura, en la conformación de las Altas Cortes. Pero, hay algo que no quiero dejar de señalar en el aspecto comunicación y es que lo más importante para un Gobierno y más en medio de una crisis global como la actual, es mantener un discurso creíble tanto a su propio interior como de cara a la comunicación que emite a los ciudadanos. Por esto, la estructura narrativa debe ser coherente y sólida, pero sobre todo prudente para evitar consecuencias negativas.

Lo dejamos hasta aquí por la dinámica propia del espacio, señalando que a pesar de todo lo que falta por hacer, y también enderezar, el pueblo ve con simpatías las ejecutorias de un presidente que muestra empeño y compromiso por hacerlo bien, pese a que algunos a bordo de la nave, parecieran no entender que los tiempos han cambiado. ¿Usted qué piensa?

Más leídas