Razones para elegir un piso de madera

Foto

Hasta los espacios más modernos de las ciudades más cosmopolitas se lucen en grande con los pisos de madera. Combinan muy bien con cristales o con paredes de cemento.

El piso forma una parte vital del diseño de cualquier casa o habitación. La correcta selección de suelo puede ayudar a añadir a su espacio el aspecto y el encanto que usted desea.

En  palabras de los expertos, el “suelo constituye el trasfondo de los muebles”, por lo que dejar de lado los mismos puede resultar perjudicial para la apariencia general de su habitación.

Hoy el mercado cuenta con un amplio abanico de tipos de suelo para elegir. Puede optar por  pisos de mármol, azulejos, pisos de piedra y más, pero el material  que  no ha perdido nunca  su esencia es la madera.

La aparición de otros tipos  de suelo no  ha disminuido la popularidad de los pisos de  madera, que hasta la fecha gozan de preferencia.

Una de las principales razones es que los pisos en madera añaden un toque elegante y rústico a cualquier estancia, sea de campo o de ciudad.

A esto se suma la belleza, la facilidad de instalación y el mantenimiento que convierten el piso de  madera en una buena opción.

Este material representa  una alternativa elegante, pero también es uno de los  materiales más resistentes, ya  que puede soportar temperaturas extremas y la humedad sin que se altere en apariencia.

Se deben considerar varios factores a la hora de elegir un piso de madera: las áreas en que se va a colocar, la cantidad de tráfico que recibirá esa área, la calidad del piso sobre el que se colocará, los colores y la terminación.

Materiales. Los pisos de madera están hechos de diversos materiales, como el roble o el arce.

Fuerza y durabilidad. La madera es  la elección perfecta para lograr un piso fuerte, de mucha durabilidad, que pueda aguantar el uso por años, e incluso décadas.

Color. Este tipo de suelo provee un   clima cálido que corresponderá a cada decoración.

Hay opciones de color que se  logran mediante un proceso humeante que carboniza  la madera,  dando como resultado un rico color ámbar más oscuro.

Entre lo vintage y lo moderno. Aunque  los pisos de madera se han usado desde tiempos muy remotos, ahora son la elección más moderna  en  pisos que ha llegado al mercado en estos últimos años.

La colocación de  un piso de madera requiere de ciertos conocimientos sobre todo  para el  profesional que los va a colocar.

 Sin embargo, es importante conocer algunos datos que nos ayuden a elegir correctamente la forma de colocación y nos permitan supervisar el trabajo.

Existen tres tipos básicos de colocación de madera:

Parquet. Tablas pequeñas y cortas (hay varios tamaños) que se colocan encastradas formando diferentes diseños (por ejemplo, tejido de cesta o espina de pez). Pueden estar clavadas o pegadas a la ‘carpeta’ (base)  con adhesivos especiales.

Tabloncillos. Tablas largas que se disponen de forma paralela.

Las hay en distintos largos y anchos. Generalmente se utilizan con un ancho de 8 a 9 centímetros  y hasta un metro de largo, aunque también se consiguen tablas en otras medidas.

Pueden estar clavadas, entarugadas o pegadas con adhesivos especiales.

 Entarugado. Tablas largas dispuestas como en el tabloncillo, pero clavadas al suelo con tornillos, rematados con tapitas de madera a la vista, que  generalmente son de un tono más oscuro que el piso, para que se noten.

En el país hay una gran cantidad de fabricantes de pisos de madera y arquitectos que escogen este material para sus proyectos.