RD con potencial para exportar más

POR ALEIDA PLASENCIA
El presidente de la Asociación Dominicana de Exportadores (ADOEXPO), José Antonio Flaquer, consideró que el país tiene la posibilidad de convertirse muy pronto en un “centro logístico” para la producción de bienes y servicios con fines de exportación.

Sostuvo que la entrada en vigencia del tratado de libre comercio con Estados Unidos (el cual aún no ha sido ratificado en los congresos dominicano y estadounidense) incentivará la inversión extranjera en el país, sobre todo, la norteamericana.

Añadió que con ello “la República Dominicana se convertiría en un centro logístico para la producción local aquí y la distribución en otros mercados”.

Dijo que la posibilidad de inversión extranjera con potencial de exportación en el país, depende en estos momentos de la ratificación del tratado de libre comercio con Estados Unidos y de que sean eliminadas las distorsiones que afectan la economía dominicana.

Flaquer dijo que tanto la ratificación del citado acuerdo como la abolición de las distorsiones en cuestión, contribuirá a incentivar la inversión extranjera, sobre todo, la procedente de los Estados Unidos.

Resaltó que la reforma fiscal por sí no es el objetivo del sector exportador y los empresarios, sino que constituye un instrumento mediante el cual se van a desgravar una serie de impuestos, distorsiones y costos que se le han cargado a la producción.

“La reforma fiscal es un medio para conseguir que no se grave la producción, sino que se grave la riqueza generada”, indicó.

Expresó que si eso se logra, el potencial para la producción local y las exportaciones sería bueno.

En declaraciones para HOY, Flaquer dijo que el problema de los sectores productivos del país frente al tratado de libre comercio con Estados Unidos, no es un asunto de compensación, sino de que hay que quitar las distorsiones existentes que afectan la economía nacional, caracterizadas por una serie de impuestos al inicio del proceso productivo.

Es de vital importancia, sostuvo, que se puedan producir trabas sin distorsiones. “Si eso no se hace -añadió- se pone en riesgo la industria nacional”.

Expresó que, en cambio, si se quitan las distorsiones en cuestión, los industriales locales estarán en mejor situación para hacer alianzas estratégicas con empresas Norteamericanas y centroamericanas, en el marco del referido tratado.