RD debe tener fuerte regulador
de precios y publicidad engañosa

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/23F57383-666C-4183-A085-FC6D12EF405D.jpeg

POR ALEIDA PLASENCIA
Alejandro García Padilla, experto en temas relacionados con el consumidor, abogó porque en el país se cree un organismo cuyo fin sea implementar los derechos del consumidor, estableciendo fuertes penalidades para los comerciantes que los violen, al incurrir en práctica como la publicidad engañosa y la especulación con los precios.

Asimismo, favoreció una entidad en la que se vincule e implementen los derechos del consumidor y se frene la tendencia inflacionaria y cualquier anuncio que constituya o tienda a constituir fraudes o engaño.

García Padilla, secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), en Puerto Rico, al pronunciar un discurso en un almuerzo organizado por la Fundación por los Derechos del Consumidor (FUNDECOM), también consideró que el comerciante debe entregar o prestar diligentemente el bien o servicio, según el anuncio que ha publicado.

Igualmente, entiende que el comerciante debe estar en posición de sostener y probar todos los reclamos y ofertas que se proponga hacer, antes de publicarlos.

“Un anuncio podrá ser engañoso tomado como un todo, aún cuando cada expresión tomada independientemente sea cierta”, sostuvo García Padilla.

Planteó como principio básico en esta materia, que la falsedad podrá resultar no sólo de las expresiones directas y de las inferencias que razonablemente cree, sino también, de la omisión u oscurecimiento de datos relevantes.

“Se interpretará en forma adversa al anunciante cualquier afirmación en un anuncio que se preste a interpretaciones distintas, una de las cuales fuere engañosa”, dijo.

Entiende que también se consideran prácticas engañosas, “anunciar u ofrecer un determinado bien o servicio como carnada, para atraer al consumidor e intentar venderle otro bien o servicio”.

También considera práctica engañosa, desalentar la compra de un bien o servicio anunciado y ofrecer otro en sustitución.

García Padilla calificó de engaño también, exponer, vender u ofrecer para la venta de productos empacados en tal forma que aquellos dañados  defectuosos, de peor apariencia o de inferior calidad queden total o parcialmente ocultos detrás o debajo de los que están en buen estado de buena apariencia o de superior calidad.

Igualmente, anunciar, exponer, vender u ofrecer un determinado bien como nuevo, cuando el mismo es usado o reconstruido.

Es práctica engañosa, dijo, retener piezas o partes de un bien objeto de reparación, sin descontar su valor del precio de la obra o sin notificárselo al consumidor antes de comenzar el trabajo de reparación.

García Padilla consideró engañoso, además, exponer, vender u ofrecer la venta de productos de distintas categorías condición, clasificación o calidad en el mismo empaque bajo un mismo precio.

Asimismo, exponer, vender u ofrecer para la venta productos que hayan sido congelados como si fueran frescos.

Es engañoso también, dijo, “anunciar o expresar en un anuncio o publicación que cierta compañía, comercio o empresa es endosada o de alguna otra forma asegurada”, por el Departamento de Asuntos del Consumidor, “dando la impresión de que la agencia está relacionada con dicha compañía o empresa”.

García Padilla pronunció ayer un discurso en el club del Banco de Reservas, en un acto que contó con la presencia, entre otras personalidades, de Altagracia Paulino, presidenta de FUNDECOM.