RD en grupo de países con déficit educativo

Por MARIEN ARISTY CAPITAN
Menos de un tercio de la población en edad de cursar el octavo grado de primaria logra hacerlo en el país, según afirma el “Informe Regional de Revisión y Evaluación del Progreso de América Latina y el Caribe hacia la Educación para Todos en el marco del Proyecto Regional de Educación (EPT/PRELAC)”.

“La matrícula oportuna en el grado final de la primaria, que sería la norma en un sistema educativo eficiente, sólo es una realidad para menos de un tercio de la población de seis países latinoamericanos: Colombia, República Dominicana, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Guatemala”, dice el estudio hecho por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés).

Redactado para ser discutido durante la semana pasada en la II Reunión Intergubernamental del Proyecto Regional de Educación para América Latina y el Caribe, este informe establece que los sistemas educativos de la República Dominicana, Aruba, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Guatemala atrasan o expulsan a más de la mitad de los niños que se matriculan y cursan de modo oportuno el primer grado (es decir, a la edad que les corresponden).

En ese sentido se establece también que el país está entre los que no logran que el 70% de los niños en edad de ingresar al primer grado de primaria realmente lo hagan: aquí la proporción era de un 60% en el 2004.

En proporciones parecidas se encontraban Guatemala, Trinidad y Tobago, Islas Vírgenes Británicas, Belice, San Kitts y Nevis, Venezuela, Monserrat, San Vicente y las Granadinas, Bahamas, Granada, Honduras, El Salvador, Islas Caimán, Colombia y Turcos y Caicos.

Aunque el informe advierte que este indicador puede verse afectado por algunos problemas de registro o inconsistencias de la información, además que pueden haber cambiado, establece claramente que un sistema educativo sólo será eficiente cuando logre que el 100% de las personas en edad de ingresar a la escuela lo haga en el momento en que le corresponde.

Otro punto que mide la eficacia que es permita que los estudiantes transiten por los distintos grados sin verse demorados por efecto de la repetición o expulsados.

“Así, la proporción de personas que se encuentra matriculada en el grado que corresponde de acuerdo a su edad, es decir la cobertura oportuna, es una medida resumen de esta eficiencia en las trayectorias y la evolución de dicha cobertura oportuna muestra en qué medida el sistema educativo es capaz de mantener lo que ha recibido”, manifiesta.

Respecto a este punto, sólo Turcos y Caicos ha logrado que a lo largo de su educación primaria se conserven las nueve décimas partes de la cobertura oportuna con la que parte la población en el primer grado, es decir, que el 90% de los niños que lograron cursar el primer grado en la edad estipulada para tal fin también lograron cursar el grado final en la misma condición.

La gran mayoría de países, y República Dominicana es uno de ellos, sólo logra que el 60% de los estudiantes que están en el grado final de la primaria lo hagan en la edad que le corresponde. Lo mismo sucede en Aruba, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Guatemala.

En Barbados y Cuba, por otro lado, el 80% de la población en edad de cursar el último grado de la educación primaria lo está haciendo.

Por otro lado, se indica que salvo República Dominicana, Belice, Nicaragua, Honduras, Bahamas y San Vicente y las Granadinas, el resto de los países latinos superan el 70% de cobertura para la edad inmediata anterior a la edad oficial de entrada a la educación primaria.

Este porcentaje es superior al 90% en Antillas Holandesas, Cuba, Jamaica, Anguila, San Kitts y Nevis, Granada, Aruba, Barbados, Trinidad y Tobago, Montserrat, México y las Islas Vírgenes Británicas.