RD entra al ranking de agencias de publicidad más creativas

2C_¡Vivir!_27_3,p01

La obsesiva convicción de que el trabajo creativo y la innovación son los ingredientes más importantes de una comunicación de “marketing”, relevante para el consumidor y las marcas, ha ubicado a Pagés BBDO entre las cien agencias de publicidad más creativas del mundo, según el último ranking de “The Warc Creative 100”.
Ese organismo reconoce el desempeño de las campañas, marcas y agencias en competencia de creatividad a nivel global y es uno de los “rankings” que realiza la firma internacional Warc, ubicada en Inglaterra, y asociada a más de cincuenta organizaciones de prestigio en todo el mundo.
Ejecutivos de Pagés aseguran que ser la primera agencia en República Dominicana, y casi la única del Caribe y Centroamérica, entre las 100 mejores del mundo según The Warc Creative 100 no ha sido una hazaña fortuita.
“El trabajo es es el mantra de Pagés BBDO, y define a su equipo. Estar en este ‘ranking’ garantiza que nuestro producto creativo y estratégico está a la altura de los mejores a nivel mundial; además demostramos el gran talento y profesionalismo que existe en la República Dominicana”, expresó Felipe Pagés, Chief Executive Officer de Pagés BBDO.
“Con esto le decimos al mundo que sí se puede, desde una pequeña isla en el Caribe, implementar estrategias de comunicación de calidad e impacto global y, sobre todo, que la República Dominicana tiene el talento para hacerlo”, resalta Pagés.
De su lado, Rodolfo Borrel, presidente y Chief Creative Officer de Pagés BBDO, indica que en el mundo publicitario actual, la creatividad y la innovación se conjugan melodiosamente para arrojar campañas disruptivas.
“En Pagés BBDO hemos hecho importantes inversiones en tecnologías para obtener data en tiempo real, que nos ayuda a conocer el cambiante comportamiento de las personas”, expresó Borrel, destacando que “el futuro siempre está en movimiento”.
“En la agencia nos hemos vuelto muy rigurosos con ver de cerca las vanguardias y la aceleración que afecta la cultura y la sociedad, la disrupción del uso de la tecnología y la data”, explica.