RD no debe olvidar el sargazo y contar con plan adaptación

14_09_2016 HOY_MIERCOLES_140916_ El País7 E

Tomando como referencia la presencia masiva del sargazo del 2015, el país no debe bajar la guardia y trabajar junto a las naciones del Caribe porque ese fenómeno podría volver a afectar las costas dominicanas con sus consecuencias de contaminación biológica y pérdidas económicas por la disminución del turismo de playa.

Así lo considera Chuanmin Hu, profesor de Ciencias Marinas de la Universidad del Sur de La Florida (USF), quien estudia la distribución del sargazo en el Caribe y en el Atlántico a través del satélite con lo cual se puede observar su movimiento a través del tiempo.

Hu recordó que en el 2011 fue el primer pico que tuvo la circulación del sargazo en el Caribe, pero 2015 fue el peor año de afectación por la presencia masiva de esta alga.

Indicó que al presente año la presencia de la planta ha sido reducida, pero no se puede predecir cuándo podría aumentar porque el estudio sobre las causas de este fenómeno es aún objeto de investigación para los científicos.

Declaró que aunque no se puede predecir a largo plazo cuando habrá un desplazamiento masivo del algas, la información satelital permite pronosticar su presencia en un determinado punto en el corto plazo que puede ser una semana o un mes.

Con esta información, un país puede prepararse para acciones de limpieza, bloqueo o reciclaje de la planta que puede usarse como abono orgánico.

En el océano o en la costa. Hu recordó que la planta puede ser beneficiosa en el océano porque se convierte en fuente alimenticia para gran cantidad de seres marinos.

Sin embargo, cuando llega en forma abundante a las costas puede representar contaminación biológica porque absorbe oxígeno y afectado otras especies. Además al descomponerse emite mal olor y asfixia a las pequeñas tortugas marinas y los nidos.

Además, Hu aconseja en el caso de que haya barreras para su retención, las algas deben posteriormente ser retiradas del agua porque cuando mueren ellas descienden al fondo marino, cubriendo corales y a pequeños seres vivos.Es por tanto que Hu insistió que a pesar que en el 2016 no ha habido presencia masiva, los países del Caribe deben trabajar en planes de adaptación hacia ese fenómeno común para la región.
En el portal de Internet de la USF tiene cuenta con una página en la que se puede obtener información satelital con una diferencia de cuatro horas sobre la circulación del sargazo (Satellite-based Sargassum Watch System (SaWS).

En tanto que la Autoridad Nacional de Asuntos Marino (Anamar) trabaja en un sistema de validación en el campo de la información satelital, es decir, que cuando haya circulación del alga en determinado punto del país, técnicos irían a constatar, explicó Yamil Rodríguez, director técnico.