RD trabaja para que SIDA no sea problema salud

RD trabaja para que SIDA no sea problema salud

Fachada del Ministerio de Salud Pública

El Programa de las Naciones Unidas sobre VIH/Sida (Onusida) valoró los esfuerzos realizados por las autoridades dominicanas para eliminar el Sida como problema de salud pública para el año 2030.

De su lado, el doctor Enrique González aseguró que los consejeros pares han cambiado la vida de las personas con VIH.

La directora ONUSIDA país, Bethania Betances, dijo sin embargo, dijo que que el Sida sigue siendo una importante epidemia en la República Dominicana.

Se estima que en el país ocurrieron 2,300 muertes a causa de esta enfermedad y 4,200 nuevas infecciones por VIH en 2021, lo que evidencia una reducción considerable en los últimos cinco años. Esto a su juicio es producto de la entrega de los medicamentos antirretrovirales (ARV)a las personas viviendo con el VIH.

Las autoridades conmemoraron ayer el Día Mundial de la Lucha con el Sida. El lema del Día Mundial del Sida este año “Igualdad ya”, lo que deja al desnudo situaciones desgarradoras que sufren las personas que viven con el VIH y los grupos clave, por lo que exhorta a las autoridades y a todos los sectores políticos y sociales a erradicar todo tipo de desigualdad como vía idónea para poder acabar con el Sida en el mundo.

Puede leer: Condenan a 10 años de prisión a hombre que golpeó y violó sexualmente a su pareja

Datos hablan

Bethania Betances

Declaró que el informe sobre el Sida 2022, titulado “En Peligro”, indica que las poblaciones claves representan menos del 2% de la población mundial, sin embargo, éstas y sus parejas sexuales constituyeron el 70% de las nuevas infecciones por VIH en el 2021, mientras en que en República Dominicana representan el 83 por ciento.

La funcionaria de las Naciones Unidas resaltó que, acorde a las estimaciones nacionales, en el país viven 78 mil personas con VIH, de las cuales 77 mil corresponden a adultos mayores de 15 años de edad, y mil 900 niños.

Sostuvo que el informe sobre Sida señala las desigualdades como una de las principales causas de la desaceleración del avance de la respuesta al sida, debido a que impiden el progreso contra el VIH; reducen el retorno de las inversiones y ponen en peligro a millones de personas a nivel mundial.

Todavía persisten las desigualdades y la discriminación, esto constituye un reto para las autoridades.

“Había un incremento notable de una respuesta adecuada de cara a la eliminación del Sida como problema de salud pública a nivel mundial, sin embargo, en los últimos dos años, la respuesta se ha desacelerado, producto de nueva la pandemia Covid-19 y la reducción del financiamiento, las cuales son dos de las principales causas de esta situación”, asegura Betances.

Reconocimiento

Este año no hubo protestas de las personas que necesitan medicamentos para vivir con su enfermedad, en cambio, por parte de las autoridades hubo diversos reconocimientos.

Por su labor en apoyo a las personas que viven con VIH, por su entrega desinteresada y por su voluntad de mantenerse de pie ante todas las dificultades, el Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA) hizo un reconocimiento a los consejeros pares que trabajan en los servicios de atención integral en todos los rincones del país.

El doctor Enrique González, director ejecutivo del CONAVIHSIDA, resaltó el papel de los consejeros en la Respuesta Nacional y ha recuperado del impacto.

“El consejero -sostuvo González- ayuda a mantener en pie a quienes viven con VIH y cumple con amor y ternura y con una seria voluntad de servicio el rol de darles aliento”.

Puntualizó que, con su acompañamiento, los consejeros pares han cambiado la historia de muchas personas y han impactado positivamente los programas de VIH. “Eso solamente -apuntó el director del CONAVIHSIDA- es un motivo suficiente de reconocimiento que hacemos”.

“Son siervos de la esperanza y activistas de la vida, y merecen el reconociendo permanente de la sociedad por su dedicación a una causa tan noble”, proclamó González.

Precisó que el consejero par tiene un liderazgo emocional ganado a pulso en los escenarios de atención, y en las comunidades y entornos familiares, y han llevado en forma humanitaria el rol de dar aliento a las personas seropositivas

Publicaciones Relacionadas