Real Madrid gana la Liga Campeones

Jugadores del Real Madrid, levantan la Copa de la Liga de Campeones, al vencer al Atlético ayer 4-1

LISBOA. Portugal. AP. La batalla madrileña por la Liga de Campeones fue blanca.

Real Madrid conquistó ayer su ansiada décima corona de Europa al vencer 4-1 al Atlético de Madrid, en una dramática final que empató a un suspiro del silbatazo final y ganó con tres goles en los 10 últimos minutos del segundo tiempo suplementario. Sergio Ramos igualó por el Madrid con un cabezazo en los descuentos y Gareth Bale marcó el gol del triunfo a los 110 ante un Atlético que estuvo a medio paso de levantar su primer trofeo de la Copa de Europa. Marcelo y Cristiano Ronaldo, de penal, sentenciaron en los tres minutos finales.

El Madrid ganó su primera Copa de Europa desde 2002 y su técnico Carlo Ancelotti sumó su tercera Liga de Campeones, igualando la marca de Bob Paisley con el Liverpool. El italiano también fue campeón dos veces como jugador, en todas las ocasiones previas con el Milan. El uruguayo Diego Godín anotó por el Atlético a los 36 minutos, ayudado el arquero madridista Iker Casillas que se equivocó al quedar a medio camino cuando salió a cortar un centro. El partido arrancó tan igualado y trabado como se preveía.

El Madrid notó en exceso la ausencia por sanción de su mariscal Xabi Alonso y no consiguió hacerse con el dominio del centro del campo. Pero el primer golpe lo sufrió el Atlético. La apuesta de Simeone por Diego Costa fue desacertada, y pese a salir en el once titular, el artillero hispano-brasileño apenas podía moverse ni correr y fue sustituido a los nueve minutos por Adrián López.

Costa se lesionó la semana pasada en el empate 1-1 con el Barcelona que le dio al Atlético su primera liga española desde 1996, y su participación en la final de Champions fue una incógnita hasta minutos antes del encuentro. El cambio no alteró el esquema de los de Simeone, que no tenían excesivos problemas para controlar las escasas embestidas del tridente formado por Cristiano Ronaldo, Gareth Bale y Karim Benzema. Angel Di María alternaba la banda con la circulación eléctrica entre líneas, pero sus aventuras acababan casi siempre con la falta de un rival expeditivo en el corte. Sin demasiado fútbol al que agarrarse, el Atlético llevó el encuentro a los pequeños detalles, donde se ha demostrado un experto en sacar petróleo. Sin embargo, fue el Madrid quien pudo adelantarse antes del gol de Godín. Bale recogió un mal pase de Tiago en cancha rojiblanca. El expreso galés corrió al área, pero su disparo impreciso se marchó desviado a la derecha de Thibaut Courtois.

La suerte tenía reservado un papel estelar para Bale mucho más tarde. Pero antes de eso, llegó la jugada del único gol rojiblanco, marcada por el error de Casillas. A la salida de un córner, Juanfran Torres colgó un balón al área sin aparente peligro. Godín, que marcó el gol ante el Barsa que dio la liga al Atlético, ganó el salto a un desdibujado Sami Khedira y su cabezazo superó una mala salida de Casillas para entrar llorando al arco. Carlo Ancelotti movió el banquillo tras el descanso. Retiró a Khedira, que notó la inactividad de toda la temporada por la rotura de ligamentos en su rodilla derecha, y a Fabio Coentrao para dar entrada a Isco Alarcón y Marcelo.

Courtois tapó un libre directo de Cristiano y el Madrid inquietó al Atlético en alguna jugada a balón.