Real Madrid golea a Mallorca

MADRID. Seis minutos de golpes de talento y puntería reanimaron a Real Madrid, que iluminado por el croata Luka Modric dio la vuelta a la ventaja con la que acabó el Mallorca la primera mitad y que fue incapaz de resguardar para marcharse de vacío.

Modric fue el único que entendió el compromiso desde el principio. Después encontró el auxilio del alemán Mesut Ozil, que empezó en el banquillo. Y entre ambos enterraron las ilusiones isleñas, angustiadas cada jornada por la amenaza del descenso. El balcánico, héroe blanco tras Old Trafford, culminó la remontada con un gol de los que no es fácil olvidar.

Real Madrid hace tiempo que dimitió de la Liga. Su forma de afrontar el campeonato carece de la tensión competitiva de alguien que pelea por un objetivo. Fuera del alcance el título, el cuadro del portugués Jose Mourinho está para otras cosas. Con la plaza de Liga de Campeones en el bolsillo el segundo puesto es un premio menor. Una cuestión de honor.

San Sebastian. La Real Sociedad goleó por 4-1 con un fútbol exquisito a un Valladolid que aguantó media primera parte y avisa de que va muy en serio en su lucha por la cuarta plaza, que clasifica para la UEFA Champions League.

El equipo guipuzcoano está en racha y le sale todo lo que intenta, de forma que después de unos minutos de tanteo ante un Valladolid prudente que quería aguantar el resultado, comenzó una nueva exhibición blanquiazul.

El francés Griezmann, que en el encuentro de la primera vuelta había marcado los dos goles con los que la Real empató aquel encuentro, quiso dejar claro que el Valladolid se le da bien y marcó un tanto de oportunismo tras una acción defensiva deficiente de los pucelanos.

Getafe gana. El Getafe ganó 1-0 al Athletic, alcanzó los 42 puntos que teóricamente otorgan la permanencia en la Liga española, y mantuvo su sueño europeo a costa de un equipo que sigue atascado en la zona media y mira de reojo a los puestos de descenso.

El entrenador Luis García predijo que el partido podría ser de ida y vuelta y con mucha ocasiones y no se equivocó.