Realizan Ruta de la Salud Cardiovascular

28_09_2016 HOY_MIERCOLES_280916_ ¡Vivir!2 C

La escuela primaria Rosa Esedia Anderson, de El Limón en Samaná, abrió sus puertas para recibir la Ruta de la Salud Cardiovascular de la Fundación Heart Care Dominicana (HCD).

Más de 1,300 personas de escasos recursos se dieron cita para recibir consultas cardiovasculares, estudios avanzados y medicamentos totalmente gratuitos.

Sobre esta iniciativa, el doctor Pedro Ureña, presidente de la fundación, señaló que El Limón fue seleccionado a raíz de una investigación realizada sobre la incidencia de las enfermedades cardiovasculares en el país, el índice de mortalidad causado por las mismas y la situación económica de la provincia.

El 61 % de los pacientes evaluados en esta localidad presentó alguna enfermedad coronaria y de ellos un 12 % requiere de algún procedimiento correctivo, a programarse en las semanas siguientes a la Ruta en las instalaciones de la Clínica Corazones Unidos. “Brindarles soluciones de manera gratuita a aquellos que no tienen la oportunidad de acceder a medicina cardiovascular de alto nivel se ha convertido en uno de los principales objetivos de HCD, ya que la única responsabilidad de estos hombres, mujeres y niños, de su condición, fue la de nacer en un ambiente de precariedad económica que limita su posibilidad de recibir una medicina cardiovascular preventiva”, dijo Ureña.

Durante todo el día, más de 60 voluntarios que se trasladaron desde Santo Domingo, trabajaron arduamente en la organización de la jornada médica, realizando electrocardiogramas, ecocardiogramas, consulta cardiovascular, perfil de lípidos y entrega de medicamentos. Todo esto sin ningún costo para los cientos de pacientes que se dieron cita a la escuela que acogió la Ruta .

Ureña agradeció a las autoridades de El Limón, así como al equipo de Junta de Distrito representado por su director, Romelio Jones Frías, la subdirectora Miriana Andújar y Luis Bartolo. Genaro de los Santos, presidente de la Cruz Roja, y la directora de la escuela primaria Rosa Esedia Anderson, Ylandia Jones Frías, fungieron como anfitriones.