Rebeldes y soldados se enfrascan en duros combates

DAMASCO.  AFP.  Violentos combates enfrentaban ayer a rebeldes y soldados en Alepo, segunda ciudad de Siria presa de los bombardeos y la escasez, el mismo día en que decenas de cuerpos no identificados fueron descubiertos en la región de Damasco.  

Frente a una violencia que no cesa tras más de 17 meses de conflicto, Lakhdar Brahimi, nuevo mediador internacional para Siria, declaró sentirse “honrado, conmovido”, pero también “asustado” ante su difícil misión.   Brahimi trabajará desde Nueva York, mientras que la misión de la ONU, encargada desde abril de vigilar el plan del alto el fuego, que nunca fue aplicado, dejó Siria, después de que tuviera que interrumpir sus patrullas a finales de junio por un recrudecimiento de la violencia.  

Su jefe, el general senegalés Babacar Gaye, dejó Damasco este sábado.   Agosto se está convirtiendo en el mes más mortal del conflicto sirio, con más de 4,000 muertos en tres semanas, y este sábado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH) anunció el hallazgo de “entre 40 y 50 cuerpos” en Daraya, cerca de Damasco.