Rechaza embajadores interfieran

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/A5A44E2E-C5A8-44B5-9EBC-E2FA40E370B4.jpeg

POR FIOR GIL
El cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez criticó ayer a los embajadores que interfieren los asuntos internos del país. Aclaró que no se refiere exclusivamente a recientes declaraciones del embajador de Estados Unidos, Hans Hertell, sino  también a otros que han estado hablando con muchas “ligerezas” sobre asuntos que sólo competen a esta nación.

Dijo que es preferible que los embajadores no se metan en los asuntos internos del país. “Yo soy un dominicano que no me gusta ver a los embajadores metidos en asuntos dominicanos, nunca lo he aceptado”, agregó.

El prelado hizo los pronunciamientos en una homilía de una misa celebrada al mediodía en la Catedral Primada de América con motivo de la  culminación del Mes de Familia y al ser entrevistado al término de una ceremonia religiosa similar en la Base Naval 27 de Febrero de la Marina de Guerra, en las primeras horas de la mañana.

Advirtió que a la Iglesia le tiene sin cuidado que los grandes organismos internacionales se confabulen para imponer medidas que sólo contribuyen a destruir la familia.   

En alusión a las iniciativas relativas al control de la natalidad, el cardenal López Rodríguez  reiteró sus críticas a los organismos internacionales que las promueven y  resaltó que no  es aceptable en este país que tiene sus tradiciones  y sus creencias, que vengan individuas “que no tienen concepto ni formación a imponernos sus criterios a través de medidas que atentan contra la familia”. Desde el púlpito de la Catedral, el Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo señaló la importancia del núcleo familiar en la formación de los niños y para  la sociedad.

Dijo que el Papa Juan Pablo II era un convencido radical de que el futuro de la humanidad pasa por la familia y siempre estuvo luchando por la familia.

Señaló que él proviene de una familia numerosa, “así que mis padres con mi familia me enseñaron más que todo lo que pude haber estudiado tanto en el país como en el exterior. De manera que  yo creo en la familia, estoy con familia y por eso no me plegaré,  y lucharé contra todos los atentados que se quieran hacer contra ella”. López Rodríguez también se pronunció en contra de la violencia intrafamiliar y atribuyó a hombres irresponsables que se las pasan borrachos el alto índice de asesinatos de mujeres.

En ese sentido hizo llamado a las mujeres para que tengan cuidado al momento de elegir al hombre con el cual se van casar y advirtió en la mayoría de los casos ese tipo de violencia tiene su origen en la falta de educación.

Dijo que el problema hay que atacarlo desde la niñez, razón por cual alabó los programas que lleva a cabo el Despacho de la Primera Dama, doctora Margarita Cedeño de Fernández, quien estaba presente en la misa.

López Rodríguez advirtió a las autoridades del orden público endurecer las medidas para enfrentar la delincuencia y dijo que no se debe bajar la guardia, porque eso puede incrementar la criminalidad.

“Hay que mantenerse vigilante porque  aquí hay mucha gente que es delincuente que están acechando el momento para  dar el gran golpe y por consiguiente hay que estar atentos para evitar que seamos sorprendidos por gente que no quiere nada bueno para el país”, agregó.

López Rodríguez habló de estos temas al ser entrevistado al término de misa que ofició en la sala principal del cine de la Base Naval 27 de Febrero de la Marina de Guerra.