Rechazan celibato obligatorio

Roma (EFE).- El arzobispo jubilado Emmanuel Milingo y su asociación de sacerdotes casados están de acuerdo con el Vaticano en la importancia del celibato para el sacerdocio, pero rechazaron que sea un “requisito” obligatorio y subrayaron que debe ser una decisión libre de la persona.

Así lo aseguró en un comunicado la asociación de Sacerdotes Trabajadores Casados, en el que este grupo de curas italianos del que forma parte Giuseppe Serrone, afirmó que el celibato “es sólo un producto histórico de tipo organizativo que causa infinita privaciones y sufrimientos contrarias a la fe de Dios”.

En el comunicado, la agrupación de Serrone, considerado el “hombre de Milingo en Italia”, informó de las declaraciones hechas en EEUU por el excomulgado y exorcista arzobispo emérito de Lusaka (Zambia) y los prelados que ordenó sin el consentimiento del Papa sobre la reunión mantenida ayer en el Vaticano por Benedicto XVI y los cardenales de la Curia Roma.

“Milingo y los obispos ordenados concuerdan con el Papa y el Vaticano el valor del celibato.  Breman (Peter Paul Breman), uno de los obispos ordenados por Milingo) ha dicho que no está de acuerdo que se considere el celibato como un requisito para ejercer el sacerdocio. El celibato debe ser elegido con libertad”, afirmaron los curas italianos casados en el comunicado.

Cree Papa es rígido

Río de Janeiro (EFE).- La decisión del Vaticano de reafirmar el celibato para los sacerdotes católicos fue considerada ayer por el ex franciscano y teólogo brasileño Leonardo Boff como una nueva demostración de “la rigidez de la Iglesia Católica Romana”.

En declaraciones a Efe, Boff, ex franciscano que renunció al sacerdocio en 1992 y está casado, afirmó que la Iglesia “se olvida de que existen otras cuatro iglesias católicas, aunque menores, en las que el celibato es facultativo”. Además, argumentó, “todas las demás iglesias, entre ellas las evangélicas, dejaron el celibato como facultativo”.