Rechazan inversión en clínica

POR ANSELMO SILVERIO
SANTIAGO.-
El presidente del comité provincial del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Julián Serulle, se opuso ayer a que el gobierno invierta US$25 millones en la construcción del Hospital Metropolitano, de propiedad privada, cuando los hospitales públicos están carentes de todo. El anuncio del gobierno de asociarse con empresarios para la terminación del hospital privado produjo ayer también reacciones contrarias en diferentes sectores.

El Partido Fuerza de la Revolución consideró l inversión pública allí inoportuna, mientras los hospitales están desabastecidos de medicinas.

Consideró que el gobierno debe invertir esos más de mil millones de pesos en mejorar las condiciones de los hospitales de la secretaría de Salud Pública en la región.

También, la Asociación de Clínicas Privadas de Santiago se opuso a que el gobierno haga esa inversión y participe como socio de una empresa con la que haría competencia desleal a otros hospitales privados.

En días pasados, el ex candidato presidencial del Partido Reformista Social Cristiano, Eduardo Estrella, renunció como inversionista del Hospital Metropolitano de Santiago por considerar que es injusto que reciba una inversión del gobierno cuando los hospitales públicos carecen de medicinas. Estrella tenía el contrato de construcción de esta obra.

Serulle, ex director del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS) y presidente del comité provincial del PLD, dijo que su partido se opone a esta inversión porque los hospitales del Estado carecen de todo y consideró que estos recursos deben destinarse a fortalecer al estatal hospital regional José María Cabral y Báez.

“Tenemos que comprender que somos un país muy pobre que vive en la pobreza absoluta no puede hacer esas inversiones en el sector privado”, repuso. “Tenemos que priorizar. No podemos dar pasos en el vacío porque se pueden convertir en elementos muy peligrosos para nosotros mismos”, agregó.

Serulle abogó porque el gobierno haga inversiones para facilitar el acceso a medicinas baratas.

También, el doctor Ramón Antonio Veras dijo que esta inversión del Estado constituye “una burla, una bofetada, una ofensa”.

El gobierno central está entregando, dijo, dinero a una obra que es de capital privado y de un determinado grupo de empresarios que tienen mucha capacidad y solvencia económica.

“Muchas necesidades tiene el sector salud en el área pública para que el gobierno venga graciosamente a concederle RD$750 millones para que un grupo privado desarrolle un proyecto que en fin de cuentas solamente favorece a un sector de la sociedad dominicana y en particular de Santiago”, señaló Veras.

Consideró que con ese aporte el gobierno desdice mucho de su austeridad y de su intervención en los negocios privados.