Rechazo al TLC sería un golpe

SAN SALVADOR (EFE).– El presidente de El Salvador, Elías Antonio Saca, afirmó ayer que si el congreso de EEUU no ratifica el Tratado de Libre Comercio (TLC) suscrito con Centroamérica y la República Dominicana enviaría “un pésimo mensaje” a la región.

Saca hizo las declaraciones al inaugurar, en un hotel de San Salvador, el foro “CAFTA Summit 2005”, que durante tres días reunirá a unos 200 empresarios e inversionistas estadounidenses y más de un centenar de empresarios salvadoreños del sector textil que buscan hacer negocios y abrir nuevos mercados.

Centroamérica y Estados Unidos firmaron el Tratado de Libre Comercio, conocido como CAFTA-RD por sus siglas en inglés, en mayo de 2004 y la República Dominicana se adhirió al mismo tres meses después.

El tratado entrará en vigor cuando los congresos de los países lo ratifiquen y hasta ahora sólo lo han hecho El Salvador, Guatemala y Honduras.

El Senado de EEUU lo aprobó el pasado mes pero aún falta que sea ratificado por la Cámara de Representantes del Congreso norteamericano.

Saca dijo que en la reunión que mantuvo el viernes pasado en Washington con el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, “vio un claro y definido compromiso” de su parte para respaldar la ratificación del TLC en el Congreso.

Afirmó que el “CAFTA proporcionará el crecimiento económico y el fortalecimiento de la democracia en los países centroamericanos. No aprobar el CAFTA en los próximos días es enviar un pésimo mensaje a la región centroamericana”.

Agregó que el “CAFTA representa una gran oportunidad para todos los empresarios de Estados Unidos y de la región centroamericana, especialmente si se toma en cuenta que el sector de textiles es uno de los más favorecidos en dicho tratado”.

Saca informó de que en El Salvador el sector textil ha generado en los últimos quince años cerca de 90.000 empleos, que representan un 20 por ciento del total de puestos de trabajo formales que existen en el país.

“El desarrollo industrial más grande que El Salvador ha tenido en los últimos quince años ha sido sostenido por el crecimiento del sector de la maquila, específicamente la confección para el mercado estadounidense”, apuntó, al informar de que existen más de 700.000 metros cuadros de techo industrial.

Asimismo, el gobernante dijo que el sector textil representa el 50 por ciento de las exportaciones totales del país.

Sin embargo, señaló que China y otros países asiáticos representan un peligro para la economía de Centroamérica y de muchos otras naciones por la expansión de sus mercados en el sector textil.

Saca dijo que uno de los esfuerzos que realiza su gobierno es atraer inversionistas para la fabricación de telas en el país, ya que en la actualidad los productos que se confeccionan usan en un 50 por ciento la fabricada en Estados Unidos, un 40 por ciento procede de países asiáticos y sólo un diez por ciento es nacional.